[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


En la Escuela Municipal de Música de Llanera no se está produciendo ningún recorte de ningún tipo

"Los alumnos no son propiedad de ningún profesor, ni los padres pueden elegir el profesor para sus hijos, ni las horas de impartición de las clases, sino que la distribución de los grupos se hace tomando como base criterios de gestión del servicio"

Publicado el 19/09/2017
El tapin En la Escuela Municipal de Música de Llanera no se está produciendo ningún recorte de ningún tipo

En la Escuela Municipal de Música no se está produciendo ningún recorte en absoluto, como demuestra el hecho de que desde el inicio de la legislatura en 2015, se han llevado a cabo múltiples obras de mejora en las instalaciones de la misma, y que el ayuntamiento en ningún momento ha dejado de sufragar el déficit de la escuela, sufragado con los impuestos de todos los vecinos del concejo, y que esta corporación va a seguir asumiendo con normalidad.

En las cuestiones relacionadas con el profesorado, lo que ha ocurrido al inicio de este curso es que nos encontramos con tres profesores de la asignatura de piano, la única en la escuela que cuenta con más de un enseñante, dos de los cuales tienen contrato a jornada completa y un tercero contratado por horas, situación que comparte con otros compañeros, con lo cual su jornada lectiva y, por lo tanto, su sueldo sufre variaciones tanto al alza como a la baja en función del número de alumnos que reciba, al igual que el resto de sus compañeros con el mismo tipo de contrato, y esto viene siendo así desde los inicios de la escuela hace ya algo más de 20 años.

La jornada lectiva máxima del profesorado, porque así se ha pactado con la plantilla, es de 25 horas semanales, independientemente del número de alumnos que tenga cada uno. El curso pasado, con el fin de ayudar a una de las profesoras de piano a recuperarse de una grave situación personal, mantuvo una jornada lectiva de 11 horas y 15 minutos.

Al haber superado con éxito esa contingencia, este año se tomó la decisión por parte del concejal de Cultura, de acercar su jornada laboral a las 25 horas lectivas, tal y como venía sucediendo con anterioridad. Esta profesora es la responsable de las enseñanzas de música y movimiento y de piano, y al no tener alumnos suficientes en la primera de las asignaturas para completar las 25 horas lectivas, se le ha asignado un grupo de alumnos de piano que con anterioridad estudiaban con el profesor sin jornada completa. Una decisión únicamente basada en criterios de organización interna, sin ningún otro motivo, y sin que tenga nada que ver con recortes ni ninguna otra circunstancia asimilable.

Eso provocó molestias en un grupo de padres y madres, a quienes se les explicó públicamente el miércoles 6 de septiembre en medio del acto de apertura del curso 2017-2018, y después en una reunión únicamente con ese grupo de padres y madres, aplazando la decisión definitiva para el lunes siguiente.

Efectivamente, desde la concejalía se mantuvo el mismo criterio, después de que en la primera reunión se plantearan una serie de circunstancias particulares imposibles de atender por una escuela en la cual, como en el resto de centros educativos tanto de enseñanza reglada como no reglada, los alumnos no son propiedad de ningún profesor, ni los padres pueden elegir el profesor para sus hijos, ni las horas de impartición de las clases, sino que la distribución de los grupos se hace tomando como base criterios de gestión del servicio.

Se ha utilizado como argumento por parte de los padres, que dicha profesora ha sufrido un aumento en el número de alumnos que le va a ser muy difícil asumir. La realidad es que cuenta con un total 81 alumnos, divididos entre 53 de Música y Movimiento y 28 de piano, es decir, 31 alumnos menos de los que tuvo en el curso 2013-14, cuando tuvo 103 alumnos de Música y Movimiento, 6 de Piano y 3 de Musicoterapia, un total de 112, y en el curso 2011-2012 había llegado a tener un total de 115 y 104 en el curso 2012-2013. Los números ahí están.

Los cursos 2014-2015 y 2015-2016 fueron los que dicha profesora estuvo afectada en su salud, y el curso 2016-2017 cuando se le mantuvo una jornada lectiva reducida. Durante los años anteriores, la jornada lectiva de esa profesora osciló entre las 23,5 horas y las 25 horas lectivas, las mismas horas que tiene en este curso.

Con la distribución actual de horas lectivas entre los profesores a jornada completa, todos ellos se encuentran en situaciones muy similares, con jornadas lectivas que oscilan, en el caso de los cuatro profesores a jornada completa, entre las 25 y las 22 horas y 10 minutos.

No es cierto que este concejal se ofreciera a devolver la matrícula a aquellos alumnos que se dieran de baja. La realidad fue que una madre presente en la reunión preguntó si en el caso de dar a su hijo de baja se le reintegraría el importe de la matrícula, recibiendo una respuesta afirmativa.

Asimismo, se habla de “sobreexplotación” de una profesora que tiene una clase “masificada”. Es cierto que la asignatura de Canto Coral cuenta con un número elevado de alumnos, algo que también ha venido ocurriendo en cursos anteriores, y la realidad es que la profesora antes de marcharse de vacaciones sabía que iba a tener un número bastante aproximado de alumnos al que finalmente tiene, y ni antes de irse, ni al regresar a su trabajo, ni en la reunión mantenida con los profesores para organizar el inicio de curso, se dirigió a ninguna instancia de la Escuela Municipal de Música para mostrar su interés en desdoblar ese aula.

Se trata de nuevo de una profesora por horas de tal forma que su salario mensual depende del número de alumnos. El curso pasado tuvo una jornada de 23 horas lectivas, para este año estaba prevista una jornada de 22 horas y media, que finalmente se ha quedado en 22 al producirse una baja en este mes de septiembre. Todo dentro de la dinámica habitual que se viene desarrollando en esta escuela desde que abrió sus puertas.