Nueva cita con lo ecológico en Llanera

25 productores expusieron sus productos en la tercera edición de Eco Llanera que se celebró en Posada

Publicado el 08/10/2017
El tapin Nueva cita con lo ecológico en Llanera

Gerardo Sanz: "Apostamos por la agricultura ecológica, al mismo tiempo este mercado es un importante motor para el desarrollo económico de Posada"

 25 productores ecológicos (de Llanera, del resto de Asturias y también de otras comunidades) se dieron cita en la tercera edición de Eco-Llanera que se celebró con gran éxito en Posada, parque de Cuno Corquera,  el sábado 7 de octubre. Mieles, castañas, mermeladas, manzanas, quesos, panes de centeno o trigo, harinas, setas, legumbres, vinos y hortalizas acapararon este mercado y el abundante público que lo visitó dio buena cuenta de ellos.

Manolo un vecino de Oviedo llegó al stand de Anita González, el de Quesos de Varé, cargado de ajos puerros y calabazas (para el puré del nieto) y no pudo resistir la tentación de comprarse un "quesín" de leche pasteurizada. Había uno de leche cruda nada menos que de 10 kg., "los grandes cogen mas sabor y aguantan mas sin resecar" puntualizaba Anita. La elaboración es sencilla, a la leche se añade el cuajo y de ahí pasan a la cámara de maduración, en el caso de  de leches crudas este proceso dura al menos 60 días.

Los productores locales optaron por productos de la huerta, fue el caso de Ecoillas, Ecoastur, y Huerta el Molín. El responsable de la primera nos contó que es una época propicia para los productos de transición entre el verano como puede ser el tomate y los del otoño, pensemos por ejemplo la manzana. Otros como las coles aún no se ofrecen al público quien por cierto si los demandaba.

Desde Salas llegó la miel de las Brañas de Muxagre, una de brezo procedente de la sierra, otra mas suave de castaño y una crema de miel con almendras que todos querían degustar. Son habituales tanto de FAPEA (la feria que se organiza en agosto) como de Eco-Llanera, entre otras razones porque los productos se venden bien, "la gente viene a comprar y no solo a mirar, yo creo que este mercado se va asentando" señala Fernando Curto quien además destacó la buena organización algo por lo que felicitó directamente al alcalde Gerardo Sanz. El extraño verano que hemos sufrido hace que la cosecha de miel sea algo mediocre en cantidad, hubo poco sol y las abejas lo quieren para trabajar bien, aclara.

Tampoco es buen año para el castaño, a este le afectó la escasez de lluvias cuentan los gerentes de Pecado de Outono que llegan desde Galicia con harina de castaña, castañas al natural y en almíbar. Ellos también estuvieron en FAPEA y repiten porque "nos tratan muy bien y además Asturias nos encanta".

"En Orense los campos no están tan verdes como aquí, hace 8 meses que no vemos llover, sin embargo hubo fuertes granizadas. El castaño falto de agua está estresado y  suelta el fruto antes de tiempo para sobrevivir". Que suelte decía una llanerense que hacía cola para comprar por 3 euros el kg de castañas, "bien pesado y bien sano".

El alcalde Gerardo Sanz que hizo un recorrido por los distintos puestos  se mostró satisfecho por la buena acogida que el mercado estaba teniendo por parte de un público que viene a comprar y no solo a dar una vuelta, algo a lo que el extraordinario día de sol también ayudó.

Es la tercera vez que organizamos Eco-Llanera, nació el pasado otoño, se repitió con acierto en primavera y ahora vuelve con otros productos propios de la época.

"En la primera ocasión el mercado tuvo lugar en este mismo parque bajo una carpa que después sustituimos, creo que con acierto, por los nuevos tejados individuales mas vistosos y llamativos".

Para Sanz este mercado es una herencia de FAPEA que se consolida, "estamos contentos porque vienen productores de afuera, dicen que los tratamos bien y la cosa funciona". Lo cierto es que apostamos por la agricultura ecológica y al mismo tiempo por el desarrollo económico en esta ocasión de Posada, creemos que es un motor para los comercios y restaurantes de la zona".

Junto a los distintos puntos de venta de los productos ecológicos hubo otras actividades como la prueba de la sidra en torno al mediodía y el amaguestu por la tarde poco antes de que Eco-Llanera clausurara su tercera edición.