Los padres afectados por los recortes de la Escuela Municipal de Música molestos porque el alcalde no se presentó a la reunión con los profesores

Publicado el 11/10/2017
El tapin Los padres afectados por los recortes de la Escuela Municipal de Música molestos porque el alcalde no se presentó a la reunión con los profesores

Los padres afectados por los recortes de la Escuela Municipal de Música de Llanera se mostraron molestos al enterarse de que el alcalde, Gerardo Sanz, no se presentó hoy (miércoles 11 de octubre) a la reunión con los profesores del centro, ya que según los afectados a eso se comprometió en el encuentro que mantuvo con ellos hace pocos días.

“Fue el profesor de clarinete el que les dijo al resto de profesores que el alcalde no se iba a reunir con ellos, si no que fue una confusión nuestra, que lo entendimos mal en la reunión”, afirmaron los padres.  Los afectaron aseguraron que lo largo de estos días algunos de ellos han recibido llamadas ofreciéndoles cambiar nuevamente a otra profesora diferente de piano, porque en el centro hay tres docente que imparten esta materia, pero esto no resuelve el problema porque supondría que los alumnos tuvieran que pasarse el día entero en la Escuela, “los alumnos reciben dos horas de lenguaje musical y media hora de instrumento, más los que además tienen coro. Se nos ofrece dar la clase de instrumento de 5 a 5.30 horas y a las 7 las horas de lenguaje música y a los otros aparte el coro”, explicaron.

También comentaron que la nueva profesora que se impone da clase de piano clásico, cuando los estudiantes estaban recibiendo clases de otros estilos. “En este momento tres alumnos se han dado de baja porque tienen que recibir las clases a las 9.30 de la noche, presentaron por registro un documento para que se contara con ellos si se cambian los horarios. Uno de los alumnos ha comprado el instrumento y lo tiene en casa muerto de risa. Los que mantenemos matriculados a nuestros hijos en el centro lo hacemos porque los profesores son muy buenos y los chavales tienen esperanzas de volver con ellos”, apuntaron.