Somos Llanera explica a los vecinos lo que es la participación y la trasparencia

Publicado el 13/05/2015

Somos Llanera promovió una charla sobre participación y transparencia con los vecinos que se acercaron al parque Ovidio Libardón de Lugo, el pasado martes 12 de mayo. En el encuentro intervino José Ángel Gayol, candidato autonómico de Podemos y miembro del Consejo Ciudadano de Podemos Asturies, que ha participado en la redacción del programa autonómico en el área de auditoría de la democracia, corrupción y deuda. “En los Plenos y Juntas de Gobierno se toman decisiones que nos afectan y deberíamos saber cómo se hacen esos procesos; es fundamental que la gente participe de ellos porque es más difícil que se cometan irregularidades cuando te están mirando”, comentó.

La candidata a la alcaldía de Somos Llanera, Isabel Fernández, destacó que si quieren dar un vuelco a la situación los ciudadanos tienen que unirse para cambiarlo,” porque es la gente quien tiene que hacerlo, no una persona que sólo se acuerda de los vecinos cada cuatro años”. En cuanto a transparencia, Fernández cree que es fundamental que la gente sepa los recursos de los que dispone el Ayuntamiento, en qué y cómo se emplean y que la información ha de estar disponible para los llanerenses, que no deberían tener que gastarse su dinero para interponer un recurso contencioso-administrativo para que el Consistorio les facilite una información que debería ser pública.

Todas las personas presentes estuvieron de acuerdo en que resulta muy complicado para cualquier vecino acceder a ese tipo de información, y recogieron con entusiasmo las propuestas sobre este tema que se comentaron, como el fomento del asociacionismo en el concejo que según la candidata, “parece que al actual Gobierno local es algo que le molesta, que las asociaciones de vecinos demanden que se solucionen las necesidades de la gente”.

Otras de las propuestas de Somos Llanera son que la agenda institucional de la alcaldesa o alcalde sea pública, hacer auditorías de las cuentas, recursos y personal, y consultar a los ciudadanos antes de tomar una decisión o llevar a cabo contrataciones, adjudicaciones u obras importantes que afecten de modo significativo a los vecinos y vecinas.