[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


"Llanerense del año" José Luis Álvarez Almeida afirmó que Joselín es un hostelero de raza con una inteligencia innata

Publicado el 27/11/2017
El tapin "Llanerense del año" José Luis Álvarez Almeida afirmó que Joselín es un hostelero de raza con una inteligencia innataJosé Luis Álvarez Almeida

Como presidente de Otea me satisface mucho la concesión de título de  Llanerense del año 2017 a Jose Manuel González, “Joselín” y desde aquí le envío mi enhorabuena a él a su mujer, Altina y sus hijos Eva, Luz y Gil, incorporados en el negocio con gran eficacia.

Joselín  es un hostelero de raza, con una inteligencia innata, una capacidad de trabajo extraordinario y una visión muy clara del negocio hostelero que le ha permitido ser uno de los más altos representantes del sector en Asturias.

Joselín tiene que sentirse orgulloso porque nadie le ha regalado nada, sino que lo ha conseguido por su trabajo y por su tesón. Ha llegado hasta donde ha llegado por sus propios méritos, gracias a su esfuerzo, a adelantarse a los acontecimientos y a arriesgar: desde sus comienzos en Villoria, primero con el bar tienda de sus padres, que fue sala de baile y un poco más tarde, tras su aventura en las plataformas petrolíferas, con el local de bodas y banquetes en Villoria, precedente del actual Peña Mea de Llanera.

Joselín es hoy en día un gran empresario con un extraordinario negocio que es una referencia en Asturias de bodas y banquetes con unos clientes satisfechos que se multiplican por cientos con una maquinaria perfectamente engrasada en la que participan ya sus hijas Eva y Luz y su hijo Gil, los tres integrados perfectamente en el negocio.

Joselín es un hombre de firmes convicciones que defiende con tesón. Porque, y es otro aspecto del que quiero dejar constancia, Joselín ha colaborado muy intensamente en Otea y en Hosteleria de Asturias, cediendo muchas horas de su tiempo trabajando por  el bien de todo el sector. Y todo con la máxima energía como la que sigue poniendo en su trabajo diario.

El último aspecto que no quiero dejar de mencionar atañe a su humanidad. Amigo de sus amigos hasta el extremo, ha demostrado siempre una enorme capacidad de solidaridad y una bondad sin límites. Quienes le conocen saben que no miento. Joselín es terco, sí, pero su corazón siempre gana la batalla y siempre aflora su sentimiento, su sentido de la justicia, su afabilidad y su humanidad. Joselín es un paisano, que en Asturias significa tener palabra y ser justo. Pero es más que un paisano, es un buen paisano.

Todo el sector nos unimos a tu felicidad y compartimos este día tan justo en el que te nombran Llanerense del año. Felicidades.