Arranca el plan de movilidad urbana sostenible en Llanera

La primera Fase se desarrolla en Lugo e incluye la eliminación de barreras arquitectónicas, la organización del tráfico y aparcamientos en varias calles, y la mejora del acceso peatonal al colegio

Publicado el 28/11/2017
El tapin Arranca el plan de movilidad urbana sostenible en Llanera

El Ayuntamiento de Llanera ha iniciado hoy los primeros trabajos del Plan de Movilidad Urbana Sostenible del Municipio. Un documento en el que se señalan una serie de actuaciones a llevar a cabo en el concejo, para mejorar la movilidad. El alcalde, Gerardo Sanz, y el concejal de obras, José María Vega, han visitado la zona en la que se desarrollará la primera fase del Plan.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible arrancará en Lugo, donde está previsto ejecutar actuaciones encaminadas a mejorar la accesibilidad y movilidad en determinadas zonas de la población. En esta primera Fase está previsto llevar a cabo la eliminación de barreras arquitectónicas en las calles Naranjo de Bulnes, Plaza de San Isidro y calle José Manuel Bobes. Además, con estos trabajos se pretende la organización del tráfico y los aparcamientos de dicha zona.

Como se recogió en el documento del Plan de Movilidad Urbana, los problemas en esta zona se derivan de la estrechez de las calles, pasos de peatones no adaptados, exceso de tráfico en zonas próximas al parque Ovidio Libardón y paradas de autobús mal ubicadas. El proyecto a ejecutar describe las siguientes actuaciones concretas:

*Plaza de San Isidro y peatonalización de la calle Naranjo de Bulnes.  Estos trabajos suponen la peatonalización de la calle Naranjo de Bulnes entre la calle José Manuel Bobes y la calle San Isidro. Ello conllevará la modificación de la plaza San Isidro, variando el acceso de manera que se produzca desde la Avenida de Pando, y cerrando el actual desde la calle Naranjo de Bulnes.

La calle Naranjo de Bulnes se peatonalizará materializando dos zonas de hormigón impreso con laterales de 3,5 metros de anchura y una central de aglomerado coloreado a fin de permitir el paso de vecinos y vehículos autorizados.  La urbanización se completa con la instalación en la margen derecha de alcorques, bancos y papeleras.

Esta actuación afecta directamente al actual acceso a la plaza San Isidro, que aunque se mantendrá en cuanto a su uso actual de aparcamiento, se retranqueará la isleta central para acomodar una amplia acera en la zona más próxima a la calle Naranjo de Bulnes, y se abrirán dos accesos en la margen contraria hacia la Avenida de Pando, uno de entrada y otro de salida. De esta manera, el uso del aparcamiento se realiza desde la Avenida de Pando, eliminando el tráfico usuario de la calle Naranjo de Bulnes y la calle San Isidro.

La actuación proyecta también una isla de recogida de residuos enterrada, sustituyendo a los actuales contenedores de superficie existentes en la avenida de Pando.

*Reordenación de la calle Naranjo de Bulnes. En esta calle, entre la calle San Isidro y la avenida de Pando, se llevará  cabo una reordenación de tráfico y una ampliación de aceras. A lo largo de toda la calle se reordenará el tráfico convirtiendo en sentido único la avenida de Pando a San Isidro y reordenado los aparcamientos.

Se elimina el aparcamiento en cordón más próximo al parque y se reconvierte el de la margen contraria en aparcamiento en batería a fin de perder el menor número posible de plazas. También se diseña una zona de carga y descarga. La actuación se completará con 4 pasos de peatones adaptados.

*Ampliación de acera en la calle San Isidro. En esta calle, entre la calle Naranjo de Bulnes y la calle Santa María, se llevará a cabo una ampliación de aceras por la margen izquierda. Se mantendrá un sentido único de circulación. La actuación se completa con 4 pasos de peatones adaptados: 3 en la calle San Isidro y 1 en la intersección de ésta con la calle Doctor Fleming.

*Actuaciones en la calle José Manuel Bobes. Aquí se proyecta el acondicionamiento de 8 pasos de peatones y la modificación de la ubicación de dos paradas de autobús.

Por otra parte, otra de las actuaciones previstas en esta primera fase, es la *mejora del acceso peatonal colegio de Lugo, que es donde se han iniciado hoy las obras. Actualmente, el acceso al colegio se realiza por la acera existente en la LL-3, o a través de un camino que conecta el complejo deportivo Santi Cazorla con la zona de Salamarca. Este acceso es un camino de zahorra, con abundantes baches y sin iluminación. La actuación prevista incluye el acondicionamiento del camino existente y la instalación de seis puntos de luz  led por la margen izquierda.

El plazo de ejecución de las obras de esta primera Fase se estima en tres meses y el presupuesto asciende a 191.782,80 euros.




Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios