[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Los propietarios de palmeras de cualquier especie tendrán que registrarlas en el ayuntamiento

Para prevenir la expansión del picudo rojo un insecto que afecta exclusivamente a las palmeras

Publicado el 18/12/2017
El tapin Los propietarios de palmeras de cualquier especie tendrán que registrarlas en el ayuntamiento

El picudo rojo es un insecto originario de las regiones tropicales del sudeste asiático y la Polinesia, que fue detectado por primera vez en España en el año 1994, y este mismo han aparecido los primeros ejemplares de palmera afectados en el municipio de Oviedo, y de ahí que desde la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, se haya pedido a los concejos situados en un radio de 10 kilómetros se proceda a realizar un censo de palmeras. 

Los propietarios de algún ejemplar tanto de palmera canaria como de palmera datilera, pueden pasar por el ayuntamiento para dar a conocer la ubicación de esos árboles y recibir información acerca de los síntomas y posibles tratamientos. El censo luego se hará llegar a la consejería, con el fin de tener ubicada la mayor cantidad posible de los mismos, para facilitar su vigilancia y control. 

Debido a la forma de actuar del insecto, la detección visual temprana de la afección es muy difícil. En el caso de la palmera canaria, algunos de los síntomas son hojas externas caídas con señales evidentes de desgarro, desplomado general de la corona de las hojas, un aspecto ligeramente decaído de las hojas más tiernas del palmito y cambio de color de amarillo a pardo rojizo, en hojas producto de una poda en el corte se observan galerías de 1-2 centímetros producidas por larvas, o la presencia de restos de fibras, entre otros. 

Si se trata de una palmera datilera hay que estar atento a la presencia de una exudación de color rojizo o negro y restos de fibra (serrín) que pueden aparecer en el fuste de los ejemplares afectados, hijuelos con hojas comidas, pulpas y orificios al levantar algunas de las axilas de las hojas que quedan pegadas al tronco. 

En caso de detectarse alguno de estos síntomas se puede dar aviso en el mismo ayuntamiento o enviando un correo electrónico a la dirección [email protected]. En ambos casos será necesario aportar la localización del ejemplar, nombre del propietario y un teléfono de contacto. 

Ante el peligro que supone esta plaga, que dependiendo del grado puede llegar a provocar incluso el derrumbe de la palmera con el riesgo consiguiente tanto para propiedades como para las personas, se pide la colaboración de todos los propietarios de palmeras para que lo comuniquen al ayuntamiento.

Cualquier persona que lo desee puede solicitar en el ayuntamiento una copia del Boletín de Avisos Fitosanitarios o bien descargarlo desde la web municipal (www.llanera.es), editado este mismo mes por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, donde se informa de todo lo relacionado con esta plaga.