[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La llanerense Andrea Rodríguez ganadora del título Miss Curvy Asturias

“Es una idea y una oportunidad muy buena, algunas personas piensan que se premia el sobre peso cuando no es así.No se premia una talla, sino que se reivindica que las mujeres no tenemos por qué ser un palillo para ser perfectas y cumplir los cánones de belleza”

Publicado el 21/12/2017
El tapin  La llanerense Andrea Rodríguez ganadora del título Miss Curvy Asturias

La vecina de Lugo de Llanera, Andrea Rodríguez, de 23 años fue la ganadora del título Miss Curvy Asturias. Andrea estudió estética y Educación Infantil, pero en este momento trabaja en una frutería.

 “No soy modelo profesional, sólo he desfilado otra vez anterior a este certamen. La idea surgió porque conocía a una chica que había desfilado en la Fashion Week de Oviedo y le pregunté cómo le surgió la oportunidad, porque a mí este mundo siempre me gustó, y me dijo que me pusiera en contacto con la agencia de modelos Rassim s de Oviedo y empecé de un día para otro, llamé de miércoles y el viernes ya estaba desfilando”, recordó.

Andrea comentó que el trabajo le impidió desfilar en otras ocasiones a parte de estas dos y en la red social Instagram sigue a una bloguera, Jenifer Aller, que puso en su red social que había un certamen para chicas curvyn y decidió hablar con Verónica García diseñadora de Vega Moda, que era la delegada del certamen en Asturias y apuntarse tras ver las condiciones. En el certamen nacional tendrá que realizar varios pases, uno de ellos con el traje típico de la región, después casual y de gala, además tiene que presentar un talento.

El certamen de Asturias se dividió en dos días, la semifinal fue el 8 de septiembre y la final el 9 de octubre con tres pases complementos, casual y gala, y cada día fue vestida por una tienda diferente. “Es una idea y una oportunidad muy buena, algunas personas piensan que se premia el sobre peso cuando no es así. No se premia una talla, sino que se reivindica que las mujeres no tenemos por qué ser un palillo para ser perfectas y cumplir los cánones de belleza”, apuntó.

Una mujer para ser curvy tiene que tener como mínimo una talla 42 y en el certamen participaron mujeres desde los 18 años hasta los 40.  Cada una de las chicas acudió a nivel independiente para conseguir ganar y representar a Asturias. Andrea quiso agradecer a Verónica su apuesta por organizar el concurso en Asturias y darles la posibilidad de participar a todo tipo de mujeres.

 “Durante todo el certamen Magaby profesionales nos estuvieron cuidando mucho, medían cada cosa al detalle con los tratamientos con el pelo y la fotógrafa oficial que era Leonor Escanciano. Hay que reconocer que Verónica realizó ella sola todo el trabajo, tuvo que pedir ayuda y nadie confiaba en esta idea, porque no la veían factible y ahora que ven que tiene tirada regresan. Ahora ven que ha tenido repercusión porque participamos 32 candidatas y ya tienen más para el próximo año”, afirmó.

Andrea criticó las tallas de las tiendas, “normalmente uso una talla 44 y no encuentro ropa juvenil en las tiendas, ¿por qué tengo que comprarme ropa de persona mayor si tengo 23 años? Porque me voy a tener que vestir de mayor si tengo curvas, porque no me puedo poner un pantalón corto o un escote, que puede ser igual de bonito o más que el de cualquier mujer delgada y eso es lo que queremos reivindicar”, destacó. La Miss afirmó que la gente todavía está muy cerrada ante las mujeres con curvas y no salen del 90,60, 90, cuando la mayoría de las mujeres no lleva tallas como la 36 o la 38, además recordó que en varias pasarelas prohibieron ciertas tallas para prevenir enfermedades.

“No me esperaba ganar para nada y estaba muy nerviosa, porque era algo nuevo, aunque en la final estaba más tranquila porque ya lo había hecho todo. Lo que más nerviosa me puso fueron las preguntas, en la final me preguntaron si fuera presidenta de España de que Ministerio me gustaría encargarme. Le respondí que ese era un tema que no manejaba. La pregunta de la semifinal fue sobre el certamen y como viviría la victoria”, explicó.

Andrea va a intentar conseguir traerse para Lugo de Llanera una de las bandas del certamen nacional y confesó que estaba un poco nerviosa, pero realizará la mejor actuación que pueda. “Si pudiera volver a presentarme lo haría, porque es una experiencia única, donde me llevo compañeras muy buenas con las cuales hemos hecho piña, aunque se pasan muchos nervios”, apuntó. Las tiendas que vistieron para la final a Miss Curvy fueron en casual Diferent, en el pase de gala Modas Maite y en el desfile de complementos Studio 16.