Avelino Sánchez: " Centro Social Soto" Nos parece repugnante y rastrera la actitud del Partido Socialista. A tres días de las elecciones municipales se saca de la manga un informe hecho a medida por su abogado.

Publicado el 21/05/2015
El tapin Avelino Sánchez:

En relación al informe encargado por el PSOE al bufete De la Iglesia y Teijelo sobre la adquisición municipal del Centro Social de Soto de Llanera:

  • Nos parece repugnante y rastrera la actitud del Partido Socialista. A tres días de las elecciones municipales se saca de la manga un informe hecho a medida por su abogado de cabecera con el único objetivo de manipular e intentar poner en duda la actuación del Ayuntamiento en una operación que es absolutamente transparente, legal y clara.

  • Es ABSOLUTAMENTE FALSO que un propietario de la Urbanización pueda vetar el uso del centro. En primer lugar por una vez adquirido el inmueble, el Ayuntamiento pasa a ser copropietario, y por ende, todos los vecinos de Llanera. Por tanto, basta ya de lanzar bulos, de mal informar y de engañar. La compra se ha realizado con todos los requerimientos legales exigidos y el equipamiento se destinará, sin ningún tipo de duda ni impedimento, a uso deportivo y polivalente DE USO Y SERVICIO PÚBLICO. Al nuevo centro deportivo y polivalente podrá venir quien quiera, no hay derecho de admisión y esto no es más que otro de los tejemanejes de Gerardo Sanz que pretende que pagando informes jurídicos a medida va a alcanzar la Alcaldía.

     

  • Otro de las críticas del “informe a medida” es que la compra se ha hecho sin negociación y que se podría haber ajustado más el precio. La petición inicial del banco era de 1.200.000 euros, y finalmente las instalaciones se adquirieron por 300.000 euros. Las buenas negociaciones de este equipo de gobierno hicieron que el inmueble se comprase un 75% más barato de lo que pedía la entidad bancaria.

     

  • También es preciso recordar al PSOE que la potestad del planeamiento municipal es del Ayuntamiento, que es quien tiene la capacidad de realizar las modificaciones oportunas.

     

  • Por último, y dado que el informe se atreve a afirmar que se necesita el consentimiento de la Comunidad para llevar a cabo la adquisición y la modificación del Planeamiento. Le transcribo literalmente el acuerdo del Consejo Rector de la Comunidad de Propietarios de Soto de Llanera en el que destaca “la satisfacción por la iniciativa de adquisición por el Ayuntamiento de Llanera de estas instalaciones para destinarlas a espacio deportivo y dotación municipal para uso público. En el mismo acuerdo, destacan que gracias a la adquisición “podrá superarse la situación de ruina y abandono que presentan estas infraestructuras” y lo que es más importante “aceptamos y apoyamos las modificaciones de la normativa urbanística correspondiente (Plan Parcial Peña Corada) que el Ayuntamiento haya de acometer para que los bienes adquiridos pasen a ser destinados a espacios deportivos y dotaciones de uso y servicio público. A tal efecto, la normativa actual del Plan Parcial referente a dichos bienes, dada su trasformación en un espacio de titularidad municipal, se sustituirá en su integridad por la regulación de las determinaciones generales de los espacios deportivos y dotaciones públicas”.

     

  • Por tanto, TODAS LAS AFIRMACIONES QUE SE RECOGEN EN ESE INFORME encargado a la medida del candidato socialista no se corresponden con la realidad de los hechos. Ni hay incumplimiento jurídico, ni técnico, ni urbanístico y ni económico. Lo único que pasa es que al PSOE le molesta que el Ayuntamiento haya comprado el centro social y que exista un anteproyecto para reformarlo. Preferirían que el edificio se derrumbase antes de que lo disfrutasen los vecinos. Intentaron cerrar la piscina, la Escuela de Música, quieren acabar con los Exconxuraos y no han mostrado ni un ápice de apoyo al Ayuntamiento para conseguir que sus compañeros de partido en el Principado nos cedan las competencias da La Morgal.

     

  • Los intereses del PSOE no son los de Llanera, por tanto, ni pueden ni deben gestionar los intereses de este Ayuntamiento.