Los vecinos de Llanera, agradecen la programación teatral dedicada a los niños y adultos el pasado año.

Publicado el 09/01/2018
El tapin Los vecinos de Llanera, agradecen la programación teatral dedicada a los niños y adultos el pasado año.

El teatro es la expresión  por excelencia de la cultura universal. En la historia del hombre, este género artístico se yergue como símbolo insustituible de la gran hazaña de la vida y de los sobresaltos de la muerte. El teatro resume el papel protagónico de la inteligencia humana y de su acción sobre la naturaleza social de todo tipo de comunicación, desde las más primitivas hasta las que han alcanzado el más alto nivel de desarrollo.

 Los organizadores  encargados de mantener la cartelera teatral en las distintas parroquias de Llanera durante el pasado año, conscientes de la importancia de esta manifestación artística  para nuestra sociedad, apostaron por consolidar una programación  activa para el disfrute de los amantes de este arte. Distintos grupos representaron  sus espectáculos al público infantil y adulto en plazas, escuelas y casas de cultura.

 Desde estos distintos escenarios  todos pudieron  disfrutar  de las funciones, aplaudiendo  aquellas  propuestas que impulsaron  a la reflexión y al examen de sus vidas  y su entorno. Celebraron  las que mostraron  la sociología de nuestros pueblos en sus más variados aspectos. Esperaron con ansiedad a las compañías que le regalaron  las  costumbres y tradiciones populares en su mejor expresión folklórica. Los más pequeños mostraron desde sus sonrisas, toda su alegría de poder ser testigos presentes de las obras presentadas para ellos con gran belleza y maestría.  Pudieron apreciar la vigencia y salud creadora de distintas agrupaciones asturianas ya conocidas y descubrieron otras.  La presencia de directores, actores y diseñadores que muchas veces acompañaron  a las compañías, reafirmaron que el teatro no envejecerá, por el contrario,  que  juega y seguirá cumpliendo  un papel cada vez más importante en la comunicación entre seres humanos.

 Los amantes del teatro y quienes son  asiduos a perseguir  las funciones programadas  para el concejo, reconocen que con cada una de las obras apreciadas, se nutrieron  con una gran germinación de sentimientos de identidad como mejores personas, como comunidad, como país.  Agradecen esta posibilidad  en tiempos donde el mundo está agobiado por el diluvio de programas de televisión donde predomina lo comercial, de la conectividad  excesiva.  Todos los vecinos del concejo de Llanera, gratifican los esfuerzos y desean que la cartelera escénica se mantenga en el presente año para   mantener este arte con total vitalidad como un guardián de la singularidad cultural  aún  cuando esta amenazado por una avalancha de trivialidades.