[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Casa de Comidas La Corona es además la tienda del pueblo

“Al principio comencé a vender productos que me ofrecía la gente que venía y después de personas del pueblo, que sabían que a mí me gustaba usar sus productos”,

Publicado el 14/01/2018
El tapin La Casa de Comidas La Corona es además la tienda del pueblo

La Casa de Comidas La Corona, ubicada en el Picu en Pruvia, además de ser uno de los mejores restaurantes de comida tradicional donde se ofrece fabada y diversos platos de arroz se ha convertido en la tienda del pueblo. Desde su apertura el propietario José ha ido introduciendo diferentes productos, que usa para elaborar sus platos como conservas, embutido, legumbre, productos de la huerta de Pruvia en temporada, miel y vino entre otros productos.

“Al principio comencé a vender productos que me ofrecía la gente que venía y después de personas del pueblo, que sabían que a mí me gustaba usar sus productos”, confesó el propietario. Entre todos los productos que vende los estrella son las fabas y el compango que viene de Bimenes,  José aseguró que son muchos los clientes que el domingo acuden a La Corona a degustar la fabada y al marcharse se llevan un paquete y el compango. Otro de los productos que destaca son las lentejas, “las personas que las llevan me han dicho que son muy buenas porque quedan tiernas y no pierden la piel”, explicó.

En cuanto a las latas de conservas se venden productos de todo tipo desde ventresca, mejillones, troncos de bonito, pates, perdiz escabechada e incluso matachana en botes de cristal sin piel, estas provienen de León de una empresa que cuenta con más 80 años de historia. Se venden embutidos de Palazuelo (León) y quesos de tipo manchego y asturiano y miel de Cangas de Narcea e Ibias. “Cada día vendo más cosas, porque la gente me las demanda y porque me las traen, el vino es mi debilidad y tengo muchas botellas diferentes para vender además de cajas de 5 o 20 litros de un vino de El Bierzo”, afirmó.