Sé reportero de El Tapín : Reflexión sobre manifestaciones del candidato de IU

Publicado el 21/05/2015

Quería dedicar una reflexión, como persona de izquierdas y comprometida en el pasado con Izquierda Unida, sobre las primeras manifestaciones del candidato a alcalde de Llanera José María Vega Vega.

 Tanto en La Nueva España como en El Tapín, resaltó que lo primero que iba a hacer al llegar a la alcaldía era renunciar al sueldo de alcalde. Incluso en La Nueva España lo calificó como "un reto".

El camarada Vega decía en El Tapín que su situación personal se lo permitía.

¿Pero es que nos toma por tontos o qué? ¿Pretende vendernos como un reto lo que para usted representa un modo de no perder un dineral?

 Muchos vecinos no saben que Vega es un prejubilado de la minería y que si no renuncia al sueldo perdería el de prejubilado. Es fácil entonces optar: si de alcalde cobro unos 30.000 euros al año y de prejubilado unos 40.000 euros o renunció al sueldo o pierdo un dineral PORQUE SON INCOMPATIBLES.

¿Y esa es la gran apuesta de IU para los vecinos de Llanera?

 Yo pienso que eso son problemas de políticos, no de los vecinos. Son problemas que sólo están en sus ombligos y que, más allá de algo escandaloso, no nos importan.

Lo que queremos es que se lleven a cabo políticas de izquierdas, que no haya más enchufados en el ayuntamiento que no hacen nada y están todo el día en la calle. Que se atienda con profesionalidad y buen hacer a las personas mayores. Que se prime a las zonas rurales porque lo necesitan más (en Santa Cruz, por ejemplo, no pasa el tren cada cuarto de hora así que tengo que gastar más allí que en Lugo para transporte público, etc). Que haya seguridad en las calles para criar a los hijos en un buen ambiente y que los comerciantes se sientan seguros, que se fomente el deporte (incluidos los minoritarios y no sólo el fútbol)  y la cultura en libertad y no trayendo sólo el "tipo de cultura" que le guste al concejal de fiestas de turno.

 Eso son políticas de izquierdas y no que lo primero que va a hacer es renunciar a 30.000 euros para mantener un ingreso, también público de 40 o 42.000 euros.

 Un saludo y salud.