[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El servicio de recogida separada de materia orgánica ya se ofrece al 65% de la población de Llanera

COGERSA y el Ayuntamiento colaboran con la financiación de un servicio que permite abordar el reciclaje del 40% de los residuos que ahora van mezclados al vertedero

Publicado el 25/01/2018
El tapin El servicio de recogida separada de materia orgánica ya se ofrece al 65% de la población de Llanera

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y el gerente del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (COGERSA), Santiago Fernández, han presentado esta mañana la extensión de la recogida separada de materia orgánica municipal a los núcleos de población de Santolaya, Soto de Llanera, San Cucao y Villabona; con lo que el servicio pasa a dar cobertura al 65 por ciento de la población municipal, contando a Lugo y a Posada, que ya tienen el quinto contenedor desde 2016.

El nuevo servicio, que está financiado en parte con cargo a las ayudas que cada año convoca el Consorcio, se ofreció desde 2016 a todos los hogares de las mencionadas poblaciones que en total suman una población empadronada de 9.032 habitantes, de los 13.892 que tiene el concejo de Llanera.

Por el momento, son 707 las familias llanerenses que han solicitado un cubo de color marrón en el que poder depositar de forma clasificada los restos biodegradables de la cocina y de la huerta que pueden reciclarse en la planta de biometanización de COGERSA, es decir: alimentos cocinados y no cocinados, cáscaras de frutos secos, pan y servilletas o pañuelos de papel, esencialmente. El Ayuntamiento les ha dado una llave con la que pueden abrir los contenedores especiales instalados en la vía pública y dejar los biorresiduos. Un camión recoge los restos tres veces por semana, en días alternos, y los traslada hasta Serín.

También hay 24 establecimientos de hostelería inscritos en la recogida separada de biorresiduos y cuatro centros educativos. A todos ellos se les ha proporcionado un contenedor marrón de 120 litros de capacidad y varias charlas de formación. El servicio, que es totalmente gratuito, se ofreció a una treintena de restaurantes, bares y cafeterías, así como a los ocho colegios y al IES.

En 2017 el concejo de Llanera entregó en la planta de biometanización de COGERSA un total de 120.000 kilogramos de fracción orgánica. El alcalde mostró su confianza en que esta cifra aumente significativamente en este año y en los siguientes a medida que las familias implicadas vayan adquiriendo el hábito de usar el contenedor marrón y tan pronto como el resto de vecinos y vecinas se decidan a solicitar el servicio. “Con la ayuda de Cogersa, estamos poniendo en marcha un modelo eficaz de recogida selectiva que, junto a la construcción del punto limpio, va a ayudar a impulsar el reciclaje en el concejo y a aproximarnos a buen ritmo al objetivo legal de separar el 50% de los residuos municipales en 2020”, reseñó Sanz.

Por su parte Fernández anunció que Cogersa volverá a convocar este año las ayudas a los Ayuntamientos para la implantación del quinto contenedor, con un presupuesto total de un millón de euros para el ejercicio, que es el mismo que se viene habilitando, por acuerdo de la junta de gobierno de la entidad, desde 2013. A este apoyo se suma la bonificación del coste del tratamiento (biometanización), de tal forma que el reciclaje los residuos orgánicos que llegan clasificados a la planta de Serín resultan gratuitos para los Ayuntamientos.

“En 2017 adjudicamos ayudas por importe de 588.751,12 euros y queremos seguir ampliando esta cantidad”, destacó el gerente de Cogersa. Fernández destacó que la materia orgánica representa el 38% de la llamada bolsa negra, es decir, de los residuos domésticos, de la hostelería y de los comercios que llegan mezclados a Serín y se depositan en el Vertedero Central de Asturias; 392.000 toneladas en 2016.