Carta al director .OÍDOS SORDOS

Publicado el 07/02/2018
El tapin Carta al director .OÍDOS SORDOS

 OÍDOS SORDOS

   Muchas veces, pensamos sentirnos representados por alguien en quien depositamos nuestra confianza, pero cuando tenemos que acudir a ellos para resolver problemas meramente cotidianos, nos encontramos totalmente desamparados.

   Estamos en una estación invernal y es lógico que por las inclemencias del tiempo surjan problemas inevitables, con los que la propia naturaleza nos castiga y a veces con razón.

   Cuando los vecinos de un barrio, pueblo o villa, denuncian o advierten de la mala situación de una calzada, de las alcantarillas tupidas, las cunetas en mal estado, saliendo el agua por la carretera y deteriorando el pavimento, los cables de la luz y el teléfono que se entrecruzan con las ramas de los árboles…, no lo hacemos por fastidiar, es para prevenir los desperfectos y problemas mayores que se puedan producir.

Los ciudadanos  estamos acostumbrados a  las amenazas, con sanciones, si hacemos cualquier labor en el medio donde vivimos, porque no se puede o no es de nuestra competencia.      Sin embargo los encargados de supervisar lo que nosotros denunciamos, no quieren oírnos, no nos hacen caso,  pero no será porque realmente no lo vean. Ellos no son sancionados.

   ¿No sería mejor que las Instituciones o personas a quien compete hicieran caso a las quejas e intentasen solucionarlas?

   Cuando los problemas llegan a más y se producen los desastres, pedimos ayuda a las instituciones competentes (Ayuntamiento, Bomberos, Fuerzas del orden…) y nos contestan que están saturados y que hay que esperar, y si se tiene suerte igual llegan para auxiliar.

   Prevenir es curar, hagámoslo. Nosotros comunicando las necesidades y las Entidades competentes, realizando lo posible para corregirlas.

                 Ables, 7 de febrero de 2018

                

                                  




Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios