Juan Luis Vallina tras perder el PP la mayoría en 2011: “se perdió la oportunidad de formar un gobierno alternativo cuando se daban las condiciones para ello”

“IU pese a su pequeña representación, estuvo presente en todos los debates, siendo la organización política que más mociones presentó a lo largo de esos ocho años, con un total en torno a las 150”

Publicado el 15/03/2018
El tapin Juan Luis Vallina tras perder el PP la mayoría en 2011: “se perdió la oportunidad de formar un gobierno alternativo cuando se daban las condiciones para ello” Juan Luis Vallina

 “Fundé la Asociación Vecinal de Rondiella, de la que fui presidente por unanimidad de los miembros de la directiva. Fue una lucha muy dura y suscitó críticas entre el equipo de gobierno cuando conocieron mi militancia política, como que Rondiella era la plataforma de IU algo totalmente incierto”

Se cumplen 15 años desde la primera vez que Juan Luis Vallina se presentó por primera vez como candidato por Izquierda Unida a las elecciones municipales del Ayuntamiento de Llanera, donde estuvo dos legislaturas como portavoz del grupo municipal.

 Su trayectoria política comenzó como militante en la clandestinidad en el Partido Comunista en 1969, cuando vivía en Alemania, “tuve inquietudes desde siempre y me encontré con problemas propios de los emigrantes, la única organización que existía en la clandestinidad era el PC, se ocupaban de dinamizar los centros sociales, reclamaba atenciones a los consulados en materia de enseñanza y solicitaba otros derechos”, apuntó.

Cuando se formó Izquierda Unida hace 32 años, pasó a tener la doble militancia. “Los movimientos sociales fueron mi predilección, porque formé parte de la asociación de padres en Alemania, cuando volví me asenté en Oviedo y formé parte de diferentes asociaciones vecinales como la de Teatinos, Pumarín y colaboré con la de Vallobín, en aquellos años se reivindicaban servicios porque en el año 77 no había polideportivos en los barrios, ni asistencia social ni lugares donde realizar actividades culturales o sociales”, aseguró.

A raíz de su viudedad trasladó su residencia a Llanera en el año 2001 y su primera sorpresa fue que no existiera históricamente una asociación de vecinos. Fue conociendo a gente que se movía en la izquierda, venían del sindicalismo en Comisión Obreras, y les propuso la necesidad de crear un movimiento asociativo que defendiera los intereses de los vecinos. “Fundé la Asociación Vecinal de Rondiella, de la que fui presidente por unanimidad de los miembros de la directiva. Fue una lucha muy dura y suscitó críticas entre el equipo de gobierno cuando conocieron mi militancia política, como que Rondiella era la plataforma de IU algo totalmente incierto”, afirmó.

Cuando IU decidió que fuera Vallina el que encabezara la lista en el año 2003, su primer paso fue renunciar a la presidencia de la Asociación, aunque seguía como socio. En su valoración global sobre las dos legislaturas en la que actuó como portavoz de IU, aseguró que fueron complejas debido a la mayoría absoluta que ostentaba el Partido Popular, lo que supuso un rodillo a las propuestas de la oposición y un desprecio consecutivo hacía cualquier posibilidad de oír y atender otras políticas alternativas. “IU pese a su pequeña representación, estuvo presente en todos los debates, siendo la organización política que más mociones presentó a lo largo de esos ocho años, con un total en torno a las 150”, afirmó.

En la primera etapa propusieron una moratoria para las antenas de telefonía móvil por el riesgo que para la salud suponía sin que esta petición fuera tomada en cuenta. También se propuso elaborar un Reglamento de Participación Ciudadana, se aceptó la propuesta de crear un Registro Municipal de Parejas de Hecho, que ya estaba implantado en multitud de ayuntamiento. IU se opuso a la demanda del equipo de gobierno de solicitar la concesión de La Morgal, no por ser una reclamación justa, sino porque entendían que detrás se escondía la posterior privatización de los servicios e instalaciones lo que como efecto traería una carencia de servicios a los usuarios.

Vallina recordó que IU denunció y ganó el Contencioso y el recurso al Supremo que cursó el PP sobre la negativa a informar sobre la procedencia de las llamadas de teléfono del equipo de gobierno a cargo del erario público. Solicitaron públicamente la dimisión del alcalde al ser elegido diputado por entender la incompatibilidad y la dejación de responsabilidades bien municipales o del propio Congreso de los diputados.

Se defendió la actualización de la web, además de retomar y reforzar la política de hermanamientos con Viñales  y Miyek. Fueron denegadas las propuestas de crear una Oficina de Política Lingüística, el apoyo a la agricultura libre de transgénicos, la protección de la Laguna La Barrera, el control de la plantación de eucaliptos, el Plan Integral de la Juventud, eliminación de barreras arquitectónicas, creación de un consejo escolar para la Escuela de Música, abrir los domingos los polideportivos, bodas civiles entre personas del mismo sexo.  La moción contra la incineradora de Serín fue aprobada exclusivamente con los votos de IU y la abstención del PSOE y PP.

La segunda legislativa no les brindó mejores oportunidades al repetirse la mayoría absoluta del PP y continuar con lo que considera una política de menosprecio a la oposición, ninguneando sus propuestas. Se presentaron propuestas como el uso de locales municipales por los colectivos sociales, demandaron más policía local, mesas sociales para debatir los Planes E, agilizar el pago de facturas a los proveedores, recogida de basura selectiva en los portales, creación de una Oficina Municipal de Información y Participación Urbanística entre otras cuestiones.

Vallina destacó que a lo largo de los ocho años su grupo denunció de manera sistemática el abuso de horas extraordinarias de determinados empleados y funcionarios en detrimento de creación de empleo y vulnerando las 80 anuales establecidas por ley, la falta de una política de vivienda y una indefinición sobre las Casas de los Maestros en Posada, además de contratos sin renovar a empresas como Viveros Solís vulnerando la Ley de Contratación y pasando sobrecostes en sus servicios por tareas recogidas en los pliegos firmados por ambas partes. La devolución de 24.000 euros más los costes derivados por la desviación de partidas del Principado para coches de la Policía Local y que supuestamente fueron a parar al coche Ford Mondeo que usaba el alcalde.

El exconcejal aseguró que IU siempre estuvo al lado de los más débiles y perjudicados por la nefasta política del PP, algo que pueden constatar los vecinos de Agüera en su dinámica con las caleras o los vecinos de Cayés con el tráfico pesado. “Hemos defendido siempre la municipalización de los servicios públicos. Conviene recordar el “fraude” de las pérdidas de las piscinas de Lugo que supuso subvenciones escandalosas del Ayuntamiento y que no estaba recogido en los pliegos del contrato. La denuncia de la oposición y las sentencias consecutivas demostraron la ilegalidad de esos pagos que pagamos todos los vecinos”, destacó. También recordó las derivaciones al presentarse el alcalde en un Pleno en condiciones inapropiadas y que al reclamarle compostura y reprocharle su actitud se determinó la expulsión de la Junta de Gobierno compuesta por todos los grupos, por lo que IU se quedó sin representación.

Vallina aseguró que el mayor desengaño político fue que tras perder el PP la mayoría en las elecciones de 2011, el partido más votado de la oposición fuera el PSOE, con Hipólito Peláez como candidato, “se perdió la oportunidad de formar un gobierno alternativo cuando se daban las condiciones para ello. Por el contrario la mayor satisfacción fue cuando en las elecciones de 2015 se hizo posible un cambio en la correlación de fuerzas favorables a la izquierda. Lo fue por varias razones, la primera porque el PP de Avelino no sólo no había hecho méritos para seguir, sino que además tras varias legislaturas puede decirse que sus propuestas estaban agotadas o carecía de ellas. En segundo lugar la larga permanencia en los cargos no ayuda a la fluidez de ideas, se crea un clientelismo nada bueno para el municipio y se cae en la omnipotencia, que es lo que le llevó al despotismo con la oposición y a no dejar pasar una propuesta por sensata y razonable que fuera”, denunció.

 

 




Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios