[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


“La comida es cultura”… La Ruta de La Tapa, así nos lo ha confirmado.

Publicado el 25/03/2018
El tapin “La comida es cultura”… La Ruta de La Tapa,  así nos lo ha confirmado.

Por: Maikel Valdés

Uno de los elementos más representativos de nuestra cultura asturiana  es su comida.  Esta forma parte de nuestras tradiciones, de los rituales, de nuestras creencias, de la memoria colectiva y de nuestro sustento cotidiano como  pueblo.  A su vez, forma parte de nosotros como  individuo de manera única y muy personal, al ser conducto de sensaciones que nos remite a emociones, a recuerdos y a vivencias propias.

 Estas cinco ediciones  de La Ruta de La Tapa,  así nos lo ha confirmado “La comida es cultura”… de eso no hay duda.

Ya se hace habitual que los vecinos dentro y fuera del concejo, esperen cada año este recorrido por los distintos establecimientos que participan en esta jornada. Desde mucho antes de su comienzo ya muchos planifican los que tendrán prioridades en su trayecto.

En mi recorrido por algunos establecimientos  que nos ofrecen sus propuestas, en esta y en anteriores ediciones,  he apreciado que La Ruta…  nos envuelve en áreas más amplias que la de dinamizar el comercio local y fomentar el consumo de proximidad en el consejo.

 La Ruta…  no sólo incluye el acto de comer las tapas, sino que nos posibilita la oportunidad de conversar con quienes las elaboran, conocer  los ingredientes y las recetas usadas.  Eso es cultura, estar al corriente que  una vez adquiridos los productos, el hombre los transforma a su antojo mediante el fuego y una elevada conciencia de lo que se elabora, de lo que quiere alcanzar,  expresándose y comunicándose  mediante   la práctica de la cocina.

En La Ruta…la tapa es algo más que  el  aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida (alcohólica o no).  En las Tapas ofrecidas, se muestran  una evolución de elaboración y presentación. Tanto las elaboradas y presentadas desde lo más novedoso en la cocina como aquellas que recurren a lo clásico, desafían  antiguos conceptos que la han enmarcado en simples y  pequeños bocados para equilibrar el hambre.  A este consumo itinerante, más conocido como tapeo, o ir de tapas, se suman la continuidad del revelar cada plato propuesto por los participantes, quienes se esmeran para ofrecer lo mejor, rompiendo el mito de que la tapa sea considerada como cocina en miniatura, para principalmente satisfacer a quienes los visiten más allá de la preocupación por alcanzar un premio en la conocida competencia.  Algunos establecimientos disponen de su menú, aún cuando estén fuera del horario y de la fecha programada para la consumición.

Por La Ruta… se dan cita familias y amigos  para compartir, conversar, dar y recibir afecto, mientras se disfruta de la cuidadosa mezcla de sabores, olores y texturas de cada tapa.  Luego de comer algunas, se escuchan los distintos criterios personales  de gustos y preferencias desde lo que se consume, demostrando que  el hombre, aun pudiendo comer de todo, o quizás  justo por ese motivo, en realidad no le gusta todo; sino que elige su propia comida con criterios ligados a su paladar, a su cultura alimentaria personal, o a los valores simbólicos de la misma comida. De este modo, la comida se configura como un elemento decisivo de la identidad humana y como uno de los instrumentos más eficaces para crearnos en seres únicos y  comunicarlo.

Existen diversas versiones de transmisión oral acerca del origen de la tapa. Desde la Edad Media nos llega la leyenda narrando que, durante el reinado de los Reyes Católicos, debido al aumento de los incidentes causados por los carreteros a la salida de las tabernas a causa de la gran cantidad de vino ingeridos, se obligó a los taberneros a servir la jarra de vino con una tapa. Esta consistía en un plato con algo de comida fría, ya fuera jamón, queso, o lo que tuviera a mano el tabernero. Los clientes debían acabar primero con la comida para poder quitar la tapa y así beberse el vino. Con esta medida se pretendía acabar con los incidentes de los carreteros, procurando que éstos salieran de las tabernas lo menos ebrios posibles. Otra historia más popular nos llega del Siglo XIX y nos cuenta  que la tradición de las tapas nace de la necesidad de que los labriegos pudieran comer algo que permitiese llegar a la hora del mediodía con fuerzas para seguir trabajando.

En el presente, en los vecinos del Concejo de  Llanera y gracias a quienes conservan y promueven esta Ruta, cuando se habla de tapas, se habla de estas jornadas de recorrido para el disfrute de  ellas elaboradas para estos días. La continuidad en el desarrollo de algo y en el  progreso personal y colectivo, son fundamentos que nos nutre y nos identifica como seres únicos y como miembros de una sociedad,  dentro de la economía, la salud y la cultura.

A continuación ofrezco un pequeño resumen de  los distintos establecimientos que han participado en estas  ediciones, las recetas  ofrecidas, los ganadores y el jurado que ha evaluado la calidad de estas. Creo que será del agrado de  quienes amamos la cocina, las tapas y sobre todo aquellos que nos gusta  recordar y dar continuidad a esta Ruta,  como  elemento cultural que ya nos identifica como una comunidad, como  pueblo, como una sociedad en general. Las recetas propuestas en La Ruta… el empeño por lograr un excelente acabado en cada una de ella, el esfuerzo de quienes la organizan y la mantienen,  hacen que se olviden  los acuerdos y desacuerdos por los premios concedidos, y  nos muestran  un conjunto de conocimientos que se arraiga a tal grado en los individuos y nos permiten trasmitirlos dentro de las futuras generaciones, permaneciendo   la cocina como  parte fundamental de nuestra  cultura  asturiana.

En la I edición, veinticuatro establecimientos fueron inscritos para su presentación. La tapa  ganadora fue, “La Charrilla”, del establecimiento Parrilla la Mundina, de Lugo, consiguiendo la mayoría de votos, 161. El segundo lugar fue para “Crisol de sabores”, creada por la cafetería Crisol de Lugo de Llanera, alcanzando 59 puntos. El tercer lugar fue para “Cachopo de setas”, de la sidrería Mayte, también de Lugo, con 46 votos.

En la II Ruta… participaron  un total de veintiún establecimientos hosteleros de Pruvia-Lugo de Llanera- Villardeveyo- Posada de Llanera y San Cucao. El Ayuntamiento  edito unos planos con la ruta óptima, tiempos y distancia para que los participantes pudieran completar el recorrido en una o dos jornadas, divididas por las parroquias implicadas: Pruvia y Lugo de Llanera o Villardeveyo y Posada de Llanera. La idea de editar estos planos surgió después de que un grupo de vecinos optara el año pasado por realizar la ruta andando y disfrutando del paisaje

En esta edición de la jornada gastronómica, el primer premio fue para el Restaurante Parrilla La Mundina, de Lugo de Llanera, por segundo año consecutivo, con la tapa “Xirona”, alcanzando 181 votos. El segundo lugar fue para La cafetería Crisol, de Lugo de Llanera,  con la tapa “Una caja de sorpresas”. El tercer lugar se le otorgo a La Bolera, también de Lugo de Llanera, con su tapa denominada “L´invierno”.

En la III edición de la Ruta de las Tapas,  estuvieron presentes  un total de veintidós  establecimientos hosteleros del concejo, uno más que en la pasada edición. Participaron restaurantes de Cayés,  Lugo, Posada, Villabona, Pruvia y La Miranda .

Los establecimientos que participaron fueron: la sidrería La Llera con “Tapita La Llera”; Café-Chigre Trasgu con “Los huevos del Trasgu”; Bar Alroca con “Rabo de toro al azafrán”; Restaurante Peña Mea con “Milhojas de monte con helado de tomate”;  Bar El Madreñeru de Conchi con “Patata estrella”; Asador La Miranda “Tortín asturiano”; Restaurante Michem con “Misterio”; Sidrería Mayte con “Torto especial del Mayte”; Café La Tertulia con “Rollito de pollo con reducción de sidra”; Blanco Gastrobar con “Popieta Ibérica”; Sidrería Pondal  con “Tosta para un febrero romántico”; Cafetería Crisol con “Fuera de Carta”; El Minuto Bar con “Delicies de Asturies”; Restaurante Parrilla La Mundina con “Tapa Caleya”; Sidrería La Fuente con “Mini hamburguesa La Fuente”; Bar La Estación con “Vagón 31”; Bar Panera con “La Tapa pobre”; Hotel Silvota la sidrería La Industrial con “Mix de cazuelas”; Pizzería Italia Con “Tapizzina”; Xintar con “Solomillo de cerdo al afúega´l pitu tojo sobre torto de maíz”, el restaurante La Torre con “Raviolis de gochu asturcelta al aroma de sidra” y Restaurante La Corona con “ITV El Picu”.

 El primer premio lo recibió El Restaurante-Parrilla La Mundina con la tapa "Tapa Caleya", El segundo lugar fue para la tapa "Fuera de carta" de la cafetería El Crisol y el tercero para la tapa "Milhojas de monte con helado de tomate", del restaurante Peña Mea.

Un total de veintinueve  establecimientos  participaron en la IV edición, estrenando   la participación de un  jurado profesional  a petición de los hosteleros locales. El jurado estuvo compuesto por la bloguera y consultora gastronómica, Carmen Ordiz; Luis Alberto Martínez, de Casa Fermín y Amada Álvarez, del Club Guisanderas.

El ganador del premio del jurado profesional tuvo la inscripción "gratuita en Campeonato Regional de Pinchos, que tiene un coste de 150 euros". Asimismo se mantuvo el galardón de los votos populares.

  Los veintinueve  establecimientos adscritos, de las localidades de Posada, Lugo, Pruvia, Villabona, La Miranda y Soto, fueron  los restaurantes Peña Mea, Peñausende y Dallas, de San Cucao; El Plaza, El Iris, Trasgu, Donde Anina, La Llera y El Roxu, de Posada; Asador La Miranda, del alto de La Miranda; Michem, Maite, La Tertulia, Pondal, El Minuto, La Mundina, La Fuente, Blanco, Mayfer, Panera, Crisol, Laparra, Urriellu y Luneo, de Lugo; Pizzería Italia, de Soto, y La Torre, La Tiendina, La Corona y Casa Aurelio, de Pruvia

El primer premio otorgado por el jurado profesional  lo recibió la cafetería El Crisol, con la tapa “El Bosque animado”,  alcanzando  una nota de 9,5 y con 202 votos de los clientes, también alcanzó el primer premio otorgado por el público. El segundo premio del jurado profesional fue para El Café La Tertulia, otorgándoles una puntuación de 8,3 a su tapa denominada “Wrap de Pollo harinado con verduras”. El tercer premio evaluado por el jurado profesional fue para la Cafetería Plaza, concediéndole una puntuación de 8, puntos a su tapa “Caprichos de carne”. El segundo ganador  otorgado  por el público, con 142 votos,  fue para La Sidrería-Parrilla  La Mundina, con la tapa “Carmela”, mientras que el tercer puesto lo mereció el restaurante Peña Mea, con la tapa “DF”, alcanzando 101 votos de los clientes. 

En esta V edición de La Ruta… veintidós  establecimientos  participaron. Como en ediciones anteriores los establecimientos optaron por dos premios, uno otorgado por un jurado profesional y otro decidido por votación popular.  El jurado profesional   encargado de valorar todas las tapas estuvo  integrado por expertos  del sector hostelero asturiano designados por el Ayuntamiento.

 Los establecimientos participantes fueron: Restaurante  Peña Mea: Blondie Meat: Picadillo, fabes, espinaca, queso La Peral, patata y nuez. Vinoteca Peñausende: Zaranda: Carrillera de cerdo ibérico, rebanada de pan de chapata, pimientos del piquillo, patata paja, canónigos y compota de manzana. Restaurante Dallas: Espetón de solomillo Dallas: Solomillo de cerdo, tostada de pan de leña, tacos de manzana, salsa barbacoa y salsa Dallas. El Plaza: Tentación al paladar: Puré de patata, verduras asadas, carrilleras de Angus, cebolla caramelizada y piñones. Apta para celiacos. Vinoteca El Iris: Wellington vs Asturies: Hojaldre, solomillo, bacon, queso, torto, queso azul, nuez, lágrimas de salsa agridulce. Sidrería La Llera: Tapa 2018: Solomillo de cerdo, hojaldre, bacon, queso Philadelphia, mermelada de pimientos del piquillo y patatas. Sidrería El Roxu:  Sal y canela: Morcilla matachana, crema de patata, panko, harina, perejil, pera, canela,azúcar, leche, mantequilla, queso rallado, huevo, vino blanco. Asador La Miranda: Cebolla rellena de jabalí: Cebolla, carne de jabalí, hortalizas, vino. Apta para celiacos. Restaurante. Michem: Trenty: Crepes, verduras, pitu caleya y compota de manzana Sidrería Mayte: La tosta del Mayte: Tosta de pan, crema de plátano, cebolla caramelizada, lomo con crujiente de galletas saladas, queso de cabra, frutos secos, patatas chip, toque de miel. Sidrería Migüelu: Rabu Migüelu: Rabo de toro, cebolla, zanahoria, pimiento, ahjo, puerro, vino tinto, patata, guarnición de verduras. Restuarante. Parrilla La Mundina; Secreto lucense: Setas, secreto ibérico, frutos secos, verduritas, salsa de foie. Sidrería La Fuente: Nido asturiano: Torto de maíz, revuelto de morcilla con manzana. Apto para celiacos. Cafetería Blanco: El saquito de las delicias: Pasta brick, carne de ternera, frutos secos, pimiento del piquillo, salsa de mostaza y miel, patatas paja, cebollino y crema de queso. Cafetería Restaurante  Mayfer: Lasaña asturiana de verduras: Berenjena, calabacín, pimiento rojo y verde, frixuelos, queso Cabrales, queso afuega’l pitu. Bar Panera: Lengüetazo [email protected]: Hojaldre, carrilleras de ternera, crema de patata. Cafetería Crisol: El Volcán: Bacalao confitado y berberechos al pil pil. Bar La Parra: Montaña de sabores: Base de queso de cabra a la plancha, carne picada de buey, arroz de color, cebolla, bacon crujiente, salsa de hongos, lluvia de jamón deshidratado. Sidrería Urriellu: Tesoro del Urriellu: Harina de maíz, ternera asturiana, cebolla, pimiento, ajo, perejil, cilantro, pimienta, aceite de oliva, caldo natural de pollo, aguacate, chile, brote de alfalfa, zanahoria, guisantes, achiote. Apto para celiacos. Luneo  Gastrobar:  Piruleta luarquesa: Pollo, quesos, patata panadera y salsa verde. Pizzería Italiana: Vitellone: Pan casero, patatas, mozzarella, fina loncha de vaca y salsa de atún. Bar La Tiendina: Callos caseros: Callos, morro, pata, pimentón y jamón. Apto para celiacos

Los ganadores fueron,  el primer lugar otorgado por el jurado profesional y por el jurado popular lo ocupo  la Cafetería Crisol, con su tapa ¨El Volcán¨ , compuesta de bacalao confitado y berberechos al pil-pil,  alcanzando  una puntuación popular de 289 votos. El segundo lugar  con más votos premiado por quienes lo visitaron fueron el Restaurante-Parrilla La Mundina, con 210 votos y el tercero la Sidrería Urriellu con 81 votos. El jurado profesional le otorgo el segundo lugar al establecimiento el Asador La Miranda y el tercero al Restaurante Mayfer.  

Felicidades a las premiadas y merecidas felicitaciones a todos los establecimientos que hicieron posible la degustación de sus propuestas en esta y en todas las anteriores ediciones. Ganadores somos todos. Desde ya esperamos con ansia la nueva proposición de la Ruta de La Tapa para seguir engrandeciendo nuestra cultura asturiana.




Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios