[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Consenso en Ables: los vecinos llegan al acuerdo de que el potro y la báscula se coloquen en el recinto ferial de Llanera en la zona de Ables

Los vecinos aseguraron que todo estaba dicho y que allí no se podía colocar el potro

Publicado el 26/04/2018
El tapin Consenso en Ables: los vecinos llegan al acuerdo de que el potro y la báscula se coloquen en el recinto ferial de Llanera en la zona de Ables

Los vecinos de Ables brindaron con sidra achampanada, pero no porque les haya vuelto a tocar la Lotería sino porque al final de la asamblea ciudadana, orgnizada por la concejalía de Participación Ciudadana dirigida por Isabel Fernández, han llegado al acuerdo de que el potro y la báscula se coloquen en el recinto ferial de Llanera, en la parte de Ables.

Pero no todo fue coser y cantar, ya que la reunión se presentaba tensa, tanto fue así que gran parte de esta la edil se la paso llorando, “en este tema se que hice cosas mal, de las que he pedido y quiero pedir perdón. La votación fallida fue el peor error y momento que he vivido al frente de la concejalía”, aseguro delante de los vecinos que acudieron.

Fernández leyó ante todos los vecinos el informe emitido por el trabajador que sacó el censo erróneo con el que se pretendía votar para instalar o no del potro y la báscula, donde se alegaba que se debía a un problema del programa que se emplea. Después le cedió el turno de palabra a Dolores Marina, propietaria de la finca a la que se pretendía arrimar el potro y la báscula.

Dolores aseguró que por dejadez y por dejar pasar el tema no sabía en que medida le afectaba la colocación del potro allí, pero tras una reunión con el Ayuntamiento, la Asociación de Vecinos y varios vecinos había dado el visto bueno a que se arrimará allí el potro, el problema llegó cuando hablándolo con su familia y después consultándolo con un abogado se dio cuenta que con esa medida perdía la entrada a su finca. “Es una finca de 5.100 metros, parcelable y edificable para tres parcelas y colocando allí el potro pierdo la entrada a la misma, no tengo otra entrada a ella. Esto yo no se lo haría ni a mi peor enemigo”, explicó.

Tras estas palabras los vecinos aseguraron que todo estaba dicho y que allí no se podía colocar el potro, la opción de consenso fue que se coloque en el recinto ferial de Llanera, en la zona de Ables. También quieren recuperar su báscula que está desaparecida y si no la encuentran solicitarán que se compre otra nueva.

Los vecinos se mostraron molestos con el alcalde, Gerardo Sanz, y el resto de los concejales por no acudir a la Asamblea y explicarles esta situación, “hubo falta de comunicación y sobre todo de información, porque si hubiéramos sabido esto desde el principio no llevaríamos tres años debatiendo el tema. En ningún momento hubo un enfrentamiento entre los vecinos ni una desunión como se dijo, tanto es así que ahora estamos todos brindando por el acuerdo”, destacaron.

Además del potro y la báscula los vecinos pidieron que se volvieran a colocar los cubos de reciclaje donde el puente, porque daban servicio a todo el pueblo, también pidieron la eliminación de barreras en una marquesina de autobús y más farolas.




Añadir comentario


0 de 1000.

Comentarios