Lila Asturias ofrece a los ganaderos un servicio de video vigilancia de sus establos

Publicado el 10/06/2015
El tapin Lila Asturias ofrece a los ganaderos un servicio de video vigilancia de sus establos

Lila Asturias  es un Laboratorio Interprofesional Lechero y Agroalimentario, que comenzó su actividad en 1991. Su órgano de gobierno, la Junta General, está formado a partes iguales por los ganaderos (representados a través de los sindicatos agrarios), y por las empresas lácteas del Principado de Asturias.

Su cometido inicial es el análisis de leche de las explotaciones asturianas de vacuno, para el pago por calidad, por parte de las empresas transformadoras, al ganadero. Su objeto social lo constituye, en general, la defensa de los intereses profesionales de las entidades asociadas, y en particular la creación y gestión en su más amplia acepción, de un laboratorio de análisis de leche destinado a determinar los componentes físico-químicos, así como las calidades bacteriológicas, presencia de sustancias extrañas y demás determinaciones que se puedan realizar para un exacto conocimiento de la leche. Este laboratorio se encuentra en la calle Peña Mayor, parcela 96 en el polígono de Silvota.

Hace siete años Lila Asturias apostó por poner en marcha la comunidad digital que cuenta con más de 2.000 miembros que saben usar redes sociales, WhatsApp y todas las aplicaciones de los teléfonos inteligentes, además de ayudarles a conocer desde el primer momento los análisis y a realizar un seguimiento de los mismos.

 La novedad este año es la instalación de cámaras IPs de videovigilancia en sus instalaciones. El coste estándar es de 600 euros, aunque se adapta según las necesidades del ganadero. Las imágenes pueden verse a través de diferentes dispositivos como el móvil, la tablet y el ordenador. Además cuentan con visión nocturna.

Otra de las innovaciones es el sistema de detección de mamitis por PCR, este les permite conocer si sus reses están infectadas con 16 gérmenes que provocan la enfermedad, hasta ahora sólo se podían detectar cuatro gérmenes.  Incluso se pude saber que vaca es la que porta esos gérmenes.