[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Homenaje a Agustín González en la I Fiesta de los Socialistas de Llanera.

Gerardo Sanz manifestó que Agustín González fue ejecutado “por defender la libertad y a los que, en aquél momento, lo estaban pasando mal”,

Publicado el 19/05/2018
El tapin Homenaje a Agustín González en la I Fiesta de los Socialistas de Llanera.

Gerardo Sanz, alcalde de Llanera, apeló a “ese sentimiento socialista de Agustín González hace ochenta años” para pedir a “los compañeros y compañeras socialistas su compromiso, ilusión y unión para que el partido socialista siga siendo un referente y un partido con un proyecto político para Llanera, para Asturias y para España”.

Este sábado, 19 de mayo, tuvo lugar la celebración de la I Fiesta de los Socialistas de Llanera, organizada por la Agrupación Municipal Socialista de Llanera, en la que se realizó un homenaje a Agustín González, primer alcalde socialista de Llanera y una de las figuras más importantes del socialismo en la localidad,  de quien se conmemora el ochenta aniversario de su fusilamiento.

Agustín González Ruiz nació en Caravies, Lugo de Llanera, en diciembre de 1887 y a los doce años ya entró a trabajar en la mina de Santofirme, a la vez que acudía a clases nocturnas en San Cucao. Afiliado a la AS de Llanera, era apodado “El Dios”, porque “a través de él todo se conseguía”. Fue una de las figuras más importantes del socialismo en Llanera y, además de ser un trabajador incansable por el socialismo, también tuvo peso en el sindicalismo minero, reorganizó la sociedad de obreros cerámicos de La Estufa y tuvo influencia en el sindicalismo agrario. Elegido concejal del Ayuntamiento de Llanera en 1920, fue el primer concejal socialista de la localidad, ejerciendo el cargo hasta 1924, año en que fue depuesto por la dictadura de Primo de Rivera. En sus frecuentes colaboraciones con las revistas “Avance” y “Aurora Social” firmaba, además de con su nombre, utilizando el seudónimo de “Juan de Llanera”. En 1931 y 1932 volvió a ser elegido concejal y después tuvo que exiliarse a Bélgica, por su participación en la revolución de octubre de 1934, regresando tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936. Ejerció como alcalde de Llanera entre 1936 y 1937, durante un año y cinco meses, siendo el primer alcalde socialista de la localidad. Durante la Guerra Civil, al caer Asturias en manos del ejército franquista en octubre de 1937, fue detenido, el 27 de enero de 1938, en Agunda, Cemero, y condenado a muerte en Consejo de Guerra celebrado el 6 de febrero siguiente, siendo ejecutado en Oviedo el 13 de mayo de ese año.

A las 11.30 horas se realizó una ofrenda floral en el cementerio  San Salvador de Oviedo, en cuya fosa común, además de Agustín González, están enterrados más de 1.300 represaliados  del franquismo.

Gerardo Sanz manifestó que Agustín González fue ejecutado “por defender la libertad  y a los que, en aquél momento, lo estaban pasando mal”, es decir, “por defender esas ideas socialistas y ese mensaje que hoy, ochenta años después, sigue estando vigente” y recalcó  la necesidad de “trasladar a la sociedad la importancia de seguir luchando por la libertad, por la clase obrera y por aquellos que peor lo están pasando” y “eso es lo que recordamos hoy” por lo que “sobre todo yo, como Secretario General de la Agrupación Socialista de Llanera, pido a los compañeros y compañeras presentes en el acto”, apelando a “ese sentimiento socialista de Agustín González hace ochenta años, para pedirles su compromiso, ilusión y unión para que el partido socialista siga siendo un referente y un partido con un proyecto político para Llanera, para Asturias y para España”.

A las 12.30, en el local de la Agrupación Socialista de Llanera, tuvo lugar la conferencia titulada “La Llanera que conoció Agustín González”, a cargo del historiador, escritor y concejal de Cultura Alfredo Rodríguez.

Los actos finalizaron con una comida- espicha en el Hotel Silvota.