[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El periódico El Tapín de Llanera ha hablado con Cogersa para conocer de primera mano en qué situación se encuentran los puntos limpios en el resto de concejos en los que están implantado

Todos los ayuntamientos de Asturias que cuentan con un punto limpio pagan a Cogersa el coste anual del personal, los gastos corrientes y la gestión de los residuos recibidos

Publicado el 24/05/2018
El tapin El periódico El Tapín de Llanera ha hablado con Cogersa para conocer de primera mano en qué situación se encuentran los puntos limpios en el resto de concejos en los que están implantadoPunto Limpio - Cogersa

El Plan de Residuos contempla que los concejos de más de 5.000 habitantes tienen que contar con un punto limpio en el año 2020

El periódico El Tapín de Llanera ha hablado con Cogersa para conocer de primera mano en qué situación se encuentran los puntos limpios en el resto de concejos en los que están implantado, y las condiciones son iguales para todos, ya que las administraciones locales asumen los gastos de personal, los de mantenimiento de la instalación, los suministros, el tratamiento de los residuos y el transporte hasta Serín. El consorcio corre con la inversión inicial en la construcción del equipamiento, unos 500.000 euros. 

El reciclaje de los residuos especiales del hogar (los residuos que por su gran tamaño o por su composición potencialmente tóxica no pueden dejarse en la recogida habitual) es una parte esencial para el cumplimiento de la legislación en esta materia, por eso, dentro del nuevo Plan de Residuos aprobado hace unas semanas, se contempla que los concejos de más de 5.000 habitantes cuenten con un punto limpio antes de 2020. La regulación autonómica, la Directiva Europea de Residuos y la ley nacional establecen que en ese año habría que llegar a reciclar al menos el 50% de los residuos domésticos y comerciales, es decir, de los envases ligeros (briks, las latas, envases de plástico), los frascos y botellas de vidrio, el papel y el cartón, las chatarras, la materia orgánica, los restos de podas y siegas, entre otros. 

Además, los puntos limpios son esenciales para prestar un servicio gratuito de recogida de residuos que si no, en muchos casos, acaba arrojados en la naturaleza en vertederos ilegales que son una imagen nefasta para cualquier concejo y suponen un coste importante para las arcas municipales.

Desde Cogersa se asegura que el punto limpio de Llanera contaría con 20 contenedores de reciclaje, donde se recogerían alrededor de medio centenar de residuos diferentes y el Ayuntamiento debería de encargarse de los gastos del personal contratado (un operario), el gasto corriente (agua, luz, teléfono…), el transporte de los residuos a Serín y el tratamiento de los mismos. Incluso se detalla que por alguno de los residuos el Ayuntamiento no pagaría como serían los electrodomésticos o los gestionados por los sistemas integrados de gestión como Ecoembes o Ecovidrio; mientras que por los que se paga son otros tipos de desperdicios como los aceites, los escombros o los residuos de la poda y las siegas, entre otros.

Esto está recogido en la cantidad que anunció el equipo de gobierno que tendría que pagar que sería algo más de 47.000 euros al año.

Cogersa es una empresa pública, propiedad del consorcio del mismo nombre, donde el mayor peso lo tienen los ayuntamientos asturianos, con el 80% del voto en el principal órgano de gobierno, que es la junta general. El 20% restante es de la Administración Autonómica. Si los ayuntamientos de Llanera y Corvera o cualquier otro, quisieran proponer que los consistorios no pagasen los gastos de gestión de los puntos limpios, la propuesta tendría que analizarse por los servicios jurídicos y someterse al dictamen de esta dicha Junta, aprobarse por mayoría.