[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Aida Fernández, una pintora de corta edad vecina de San Cucao

Publicado el 15/06/2018
El tapin Aida Fernández, una pintora de corta edad vecina de San Cucao

“Lo que más me gusta es pintar cuadros a óleo y sobre todo me encanta pintar flores, porque son de muchos tipos y colores. También pinté unicornios y paisajes, el único que pinté yo desde el principio fue el unicornio, para el resto usé láminas”

“Muchos amigos y familiares me han pedido cuadros de está exposiciones o que les haga alguno en concreto”

La sala de exposiciones de la Casa de Cultura de Posada de Llanera acogió hasta el 13 de junio la muestra de pintura, "Comienzos" de Aida Fernández. La artista es alumna de 6º de primaria del colegio público San Cucao.

Su amor por la pintura comenzó cuando estaba estudiando educación infantil y su profesora le mandó recrear un cuadro de Joan Miró, la tutora se quedó sorprendida al ver su pintura y le recomendó comenzar un curso. Fue a los seis años cuando comenzó a acudir a clases de pintura con una amiga de la familia, estuvo un año acudiendo y decidió dejarlo, fue en ese momento cuando sus padres se trasladaron a vivir a San Cucao desde Oviedo y durante dos años tuvo abandonadas las clases de pintura, pero en el recreo o sus horas libres seguía pintando por su cuenta.

“Lo que más me gusta es pintar cuadros a óleo y sobre todo me encanta pintar flores, porque son de muchos tipos y colores. También pinté unicornios y paisajes, el único que pinté yo desde el principio fue el unicornio, para el resto usé láminas”, aseguró Aida. De la muestra afirmó que el que más tiempo le llevó fue el tríptico de las ramas y después los paisajes, porque tiene más detalle.

El primer cuadro que pintó fue el de las " Las hortensias", que está presente en la exposición. Aida aseguró que de mayor le gustaría ser peluquera, pero no descarta tener la pintura como hobbie y si puede vender algún cuadro mejor. “Muchos amigos y familiares me han pedido cuadros de está exposiciones o que les haga alguno en concreto”, comentó.

Acude todos los viernes a clase de pintura durante dos horas, considera que es su válvula de escape, que le sirve para relajarse de toda la semana, se mete en su mundo pintando y allí se olvida de todo.

Esta es la primera exposición en solitario que realiza, y que mejor manera que hacerlo en Llanera, este invierno también participó con el tríptico y un paisaje en una exposición colectiva que se realizó en Oviedo y forma parte de la “Asociación de Arte Pictórico de La Corredoria".

Su futuro proyecto es pintar una flor con una mariposa, ya que sacaron esa foto en el viaje de estudios que los llevó a Madrid, “hasta los 8 años no hice mi primer paisaje, fueron todo flores”, relató.

El cuadro expuesto que más le costó realizar por su tamaño fue la puesta de sol de la playa de Portonovo. La técnica que más le gusta es el óleo, porque considera que cubre mejor el lienzo, mientras que la acuarela y el acrílico considera que no se ven lo suficiente, aunque en su casa pinta con acuarela y acrí