La alumna del IES Llanera Sofía Merino Baamonde que recibió la beca Tapín-Oquendo estudiará medicina tras conseguir una nota de 13,48

Publicado el 08/07/2015
El tapin La alumna del IES Llanera Sofía Merino Baamonde que recibió la beca Tapín-Oquendo estudiará medicina tras conseguir una nota de 13,48

Sofía Merino fue la alumna del IES Llanera que recibió la tercera beca Tapín-Oquendo, que se concede al mejor expediente académico de bachillerato. Su nota media en los dos cursos de bachillerato fue de 9,88.

Sofía sacó una nota media entre el bachillerato y la Prueba de Acceso a la universidad de 13,48, nota muy superior a la que le piden de corte en la carrera que quiere estudiar que es medicina. “Siempre me apeteció estudiar medicina, me gusta la biología y sobre todo ayudar a la gente. Las especialidades que más me atraen son la cirugía o la investigación”, confesó.

La becada ha realizado ya la prescripción en la Universidad de Oviedo y a principios de julio deberá cumplimentar la matrícula. Sofía estudió en el colegio público de Lugo de Llanera, antes de comenzar en el instituto. El bachiller que eligió fue el científico y tecnológico por la rama de salud. Las asignaturas que más le gustan son biología y química.

“Tras acabar la PAU estoy muy aliviada, y este verano me voy a dedicar a hacer el vago. Por las mañanas voy al gimnasio. Hasta septiembre no cumplo 18 años y no tengo muchas ganas de empezar estudiar para el carné de conducir. En el mes de agosto me iré de vacaciones con unos amigos a Cádiz”, comentó.

Sofía reconoce que lo que más va a echar de menos es a sus compañeros, el verles diariamente, además de ser una clase de sólo 25 alumnos, “este año nos lo pasamos muy bien, somos muy payasos. Me acuerdo perfectamente del primer día que llegué al IES, daba un poco de miedo se veía todo muy grande, pero después de unos días te adaptas”, aseguró.

Los profesores a los que más va a recordar son a Isabel de biología y a Javier de matemáticas. La estudiante dio las gracias a su padre por ayudarle con las matemáticas, ya que es profesor en una academia de Lugo de Llanera, y a su madre por aceptar que su habitación esos días pareciera una leonera. La becada agradeció al Tapín y Cafés Oquendo la beca y aseguró que le ayudará mucho este primer año en sus estudios.