María Antonia Menéndez: “Desde que llegó Aqualia sufro problemas de presión y el agua llega turbia”

Publicado el 15/07/2015
El tapin María Antonia Menéndez: “Desde que llegó Aqualia sufro problemas de presión y el agua llega turbia”

La vecina de Posada y del  barrio La Quintana, María Antonio Menéndez, lleva 28 años viviendo en Posada y confesó que hasta que llegó la concesionaria del servicio de aguas Aqualia tenía presión y uno servicio óptimo. Tras varias reuniones con el anterior equipo de gobierno popular y los responsables de la empresa y no ver resuelto su problema decidió el pasado mes de marzo interponer una reclamación a ambos organismos.

 En el escrito se quejaba de la falta de presión y recordó las palabras del responsable de la empresa, que le comentó que no se podía subir la presión porque se romperían las tuberías y eso suponía una gran inversión que no estaba dispuesto a asumir. “La bajada de presión ha hecho que la caldera no pueda regularse y se ensucie antes con la arena que llevan las tuberías, no podemos ducharnos y tenemos que comprar botellas de agua para hacer el café por las mañanas”, relató. Menéndez trató el tema con varios técnicos de las calderas que le aseguraron que este problema nos sólo ocurre en la Quintana, sino en otras zonas de Posada y de Lugo de Llanera.

 Tras presentar estos escritos la vecina recibió una carta de la empresa en la que aparecía una foto de sus contadores y se explicaba que el agua llegaba en las mejores condiciones posibles hasta ellos y no había ningún problema. “Yo continúo con el problema y no voy a parar hasta que me lo solucionen, ya que la concesionaria asumió el servicio completo y aportando unas condiciones óptimas del servicio que no se dan desde el primer momento en el que se hicieron cargo”, aseguró.