Manolín, un histórico de la U.D.Llanera

Nunca se desvinculó del fútbol tanto como aficionado como entrenando e inculcando el deporte a los jóvenes de categorías infantiles y juveniles

Publicado el 04/09/2015

            En 1961 se fundó la actual U.D.Llanera. El hecho causó mucha ilusión  y creó expectativas entre los aficionados al fútbol del concejo después de tres años sin él, tras la desaparición del Atlético de Llanera en 1958.

          Manuel González Menéndez, “Manolín”, como era conocido y llamado, llegó al nuevo club de la mano de Edelmiro Menéndez Bobes, “Loroño”, secretario técnico del club, gran forjador del fútbol regional, de Llanera y más en concreto de Posada y que tuvo que ver  en la creación del  equipo.

          El Llanera debutó en el campo de La Huelga el domingo 24-9-1961 ante el Nalón de Olloniego en medio de gran expectación en el concejo. Ganó el Llanera por 4-2 y Manolín tomó parte del conjunto que estuvo formado por: César, Peñalosa, Heres, Campa; Cantera, Manolín; Pravia, Pichi, Pepe Luis, Félix y Severino.

          Tras pocos partidos, se incorporó a la Deportiva Piloñesa, entonces en Tercera División y en 1964 volvió al Llanera para jugar el torneo federación una vez acabada la liga. Después jugó en varios equipos hasta recalar como entrenador de la propia U.D. Llanera en 1969 y del C.D. Arlós en 1970.

          Nunca se desvinculó del fútbol tanto como aficionado como entrenando e inculcando el deporte a los jóvenes de categorías infantiles y juveniles. Y su gran ilusión estuvo puesta en su nieto Thor, cuando en 1999 con 10 años pasó a la plantilla del Real Oviedo en la categoría de “alevín”. Thor, como defensa central, atesoraba grandes cualidades para triunfar, pero debido a varias circunstancias igual que otros muchos jugadores, no llegó a confirmar el esperanzador futuro presagiado.

          Manolín, amante de la naturaleza, del mar y de la montaña, realizaba con frecuencia salidas a la montaña por diversos parajes de nuestra comunidad y de fuera de ella y gustaba de echar la partida en torno a un culín de sidra compartiendo con sus amigos y tertulianos.

          Una grave dolencia neurológica le dejó postrado durante los últimos cuatro años y quedó ajeno a todo lo que le rodeaba. Lamentablemente no pudo recrearse del espectacular juego y de los últimos triunfos del F.C. Barcelona, otro de sus pasiones.

          Con su fallecimiento  el pasado 28 de agosto, la U.D.Llanera pierde a uno de sus jugadores históricos que destacó por su pundonor y deportividad y entre nosotros, sus vecinos, deja  el recuerdo de una persona íntegra, discreta, prudente y entrañable.

 

Abel González Rodríguez

Posada de Llanera