El UD Llanera homenajeó a las viejas glorias del fútbol del concejo

El regidor también dedicó palabras a los directivos, utileros y padres abnegados que llevan y traen a los chavales a entrenar y los partidos

Publicado el 16/09/2015
El tapin El UD Llanera homenajeó a las viejas glorias del fútbol del concejo

El UD Llanera celebró el domingo 13 de septiembre un homenaje a las viejas glorias del fútbol llanerense desde los años 60 hasta la actualidad. El acto tuvo lugar en el campo Pepe Quimaran en Posada de Llanera minutos antes de que comenzara el partido más importante de la jornada de regional preferente que enfrentaba al Llanera y el Entrego. Ganó 2 a 1 el equipo local.

Hasta el campo se acercaron unos 15 jugadores y directivos de los diferentes equipos del concejo entre los que se encontraban de Villabona, Cayes, Arlos, Lugo y el UD Llanera. El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, fue el encargado de dedicar unas palabras a los homenajeados en las que habló del respeto al rival, el compañerismo, la solidaridad, el valor del esfuerzo compartido y el dejar de lado el egoísmo para primar el bien del grupo.

 El regidor también dedicó palabras a los directivos, utileros y padres abnegados que llevan y traen a los chavales a entrenar y los partidos. “Animo a todos los vecinos del concejo a que acudan al Pepe Quimaran, para seguir en directo las evoluciones de cualquiera de los equipos del club, porque además de apoyar al deporte y al equipo, se está haciendo comunidad, se está haciendo concejo y eso solo puede ser bueno para todos”, opinó.

Dos de los homenajeados que acudieron y jugaron en el UD Llanera fueron Juan Manuel Rodríguez “Corono” y Pepe Quimaran. “Es un orgullo que se acuerden de nosotros y una emoción” comentaron los jugadores veteranos.  Juan Manuel  además del UD Llanera jugó en la Piloñesa y el Valdesoto, es vecino de Posada de toda la vida, su nieto Diego juega en pista con el equipo arlequinado.

Quimaran jugó con Juan Manuel en el UD Llanera. Una de las anécdotas que recuerdan es que en un partido jugando en Avilés contra el Miranda el árbitro se puso a llorar porque iba a reñirle la madre y además uno de los jugadores le insultó, y al día siguiente en los periódicos uno de los titulares era: “Llegaron a Miranda los vándalos de Llanera”. “Los chavales cuentan con una muy buenas instalaciones como el campo sintético que en nuestra época era un barrizal. Llevó al UD Llanera en el corazón y le sigo siempre, me parece que a veces es mejor ser cabeza de ratón que cola de león porque en estas categorías influye mucho el presupuesto con el que cuentes”, destacó.