Alberto Rionda: “Mi consejo es contar con talento, trabajo y valentía”

El pregonero de las fiestas de Santa María de Lugo de Llanera es el guitarrista, compositor y productor

Publicado el 23/09/2015
El tapin Alberto Rionda: “Mi consejo es contar con talento, trabajo y valentía”

Alberto  Rionda fue uno de los primeros alumnos de la Escuela Municipal de Música, de la que después fue profesor de guitarra. Ha sido propietario de un estudio de grabación en Posada de Llanera denominado “Bunker” y fue un vecino activo en su localidad luchando por los derechos de sus paisanos como vicepresidente de la asociación vecinal Cafamilu. Pero el guitarrista es más conocido por crear el grupo Avalanch.

-¿Qué supone para usted ser pregonero?

-Es todo un honor, dicen que es uno de los reconocimientos más bonitos que te pueden hacer en el lugar donde te criaste, además viví aquí hasta hace cuatro años desde muy pequeño. Estudié en el colegio de Lugo de Llanera, en el IES Astures de Lugones y comencé ingeniería de Minas en la Universidad de Oviedo. Técnico de sonido lo estudié por mi cuenta.

-¿Cuándo se metió de lleno en el mundo de la música?

-Comencé a estudiar en serio con 18 años con los estudios de guitarra clásica, fui uno de los primero alumnos en matricularse en la Escuela Municipal de Música de Llanera. La iniciativa empezó en Cafamilu cuando yo era vicepresidente y fui vocal de la primera asociación juvenil de Llanera, que se formó en la Casa de Cultura de Posada. Además de ser alumno de la Escuela con el profesor Joaquín Guerrero, después fui profesor allí durante cinco años.

-¿Escucha todo tipo de música a parte del Heavy que es a lo que se dedica?

-El tipo de música que hago es Heavy Metal, pero recibí muchas influencias ya que escuchaba música de todo tipo. Aunque el instrumento que me gustaba era la guitarra eléctrica y los guitarristas que más me gustaban están en el heavy.

-¿Cuáles son sus referencias?

-No son metaleros pero me gusta mucho Freddy Mercuri y su grupo Queen, y uno de los guitarristas que más me influenció fue Joe Satriani.

-Es conocido por el grupo Avalanch

-Los grupos en los que he militado son Avalanch y ahora Alquimia que son lo mismo realmente porque son mis proyectos. Alquimia en realidad lleva mi nombre, se denomina “Alquimia de Alberto Rionda”. Aunque los componentes fueron cambiando, pero la fórmula es la misma yo componía las canciones, las producía y esa era mi plataforma para hacer música.

-¿Por qué desapareció Avalanch?

-Por las ganas de renovarse y el cansancio acumulado de llevar tantos años, desde el 93, en la formación, el nombre pesaba demasiado por lo que decidimos parar y cada uno continuar con su carrera por su lado. Yo sigo al final con lo mismo pero con otro nombre, músicos renovados y sobre todo la misma ilusión. En Avalanch estuve desde 1993 hasta hace tres años. Con Avalanch tuvimos mucha suerte, el primer disco lo produje en mi estudio y fue un éxito de ventas que nos llevó a rodar por todos los sitios a nivel profesional y todavía no he parado. Sacamos a la venta 13 discos y cuatro DVDs grabados en directo.

- En la actualidad cuenta con su estudio “Sanctuarium” en Grado, pero antes fue propietario de otro en Posada denominado “Bunker”.

-El estudio de Posada “Bunker” era el centro de operaciones de Avalanch, allí grabaron grupos nacionales de heavy metal e incluso llegaron bandas de latinoamerica para que les produjera su disco, como productor del género en España cuento con un reconocimiento. Fui el pionero de los estudios de grabación en el concejo. Pero desde hace cuatro años decidí trasladarme a Grado y abrí mi nuevo estudio Sanctuarium.

-Ha recibido varios reconocimientos

-Si tengo diferentes premios como: mejor guitarrista, mejor productor, letrista y compositor nacional. En cuanto a los AMAS soy el que más premios ha recibido.

-¿Se siente reconocido en Asturias?

-Si, pero a nivel contratación no, ya que nos contratan más fuera y nos pagan más allí. Esto es una espinita que tengo clavada, pero a nivel premios me siento muy valorado y también en los medios de comunicación, para la TPA creo músicas para programas. La gente que va a grabar al estudio reconoce mi labor estos años. Pero falta el poder presentar en la región más mi música, pero eso es habitual dentro de los artistas, ya que hasta que no pegas un pelotazo fuera no se te reconoce.

-¿Dónde tocó?

-He llegado a actuar en el pabellón de los Ángeles Lakers hasta participamos en la última gira con Scorpions en Méjico donde acudían más de 20.000 personas por noche. En el mayor festival de Heavy Metal del mundo el Wacken de Alemania y en el festival más antiguo del género que tiene lugar en Suiza.

-¿Cómo ve la música en Asturias?

- Hay mucha calidad que va en los genes del asturiano, sobre todo a nivel de bandas y en Llanera a parte de Avalanch está Desakato que está despuntando, se forjaron en la Escuela de Música y dice mucho a su favor. En Asturias hay bandas muy importantes dando guerra fuera de la región.

-Una queja de los grupos es que en Asturias no existe la posibilidad de tocar en locales en directo

-Este es un aspecto que no se cuida, pero se mantiene gracias al esfuerzo, la ilusión y la lucha de los chavales que se pasan horas ensayando. Lo importante es la fuerza de las bandas. A nivel institucional se echa de menos  el apoyo, pero ya desde el año 93 cuando empecé. Nunca se dio dinero al rock, sobrevivió por la inercia del género y la calidad de los grupos.

-También se dedica a la docencia

- Si, después de ser profesor durante cinco años en la Escuela de Música la dejé y comencé hace cinco años a dirigir y ser profesor en la Escuela Derrame rock School en Oviedo, que está en la calle Picasso y es la mayor escuela de rock del norte de España. Contamos con 250 alumnos que reciben clases de cualquier instrumento relacionado con el rock y 10 profesores. Cada año vamos creciendo.

-¿Es difícil vivir de la música?

-Yo en la actualidad vivo de trabajar en un grupo, el estudio y las clases, lo que pasa es que no contamos con un “sueldo fijo”, siempre hay una patada del banco que es la más fuerte dependiendo de las temporadas. Cuando estás de gira ganas más con el grupo, pero el ciclo de un músico es gira, componer un disco, grabarlo y gira. Durante la composición y grabación es un año que estás parado y tienes que ser previsor, pero comprendí que la fórmula para vivir de ello en Asturias es hacerte fuerte con el grupo, pero debes dar clases que también contribuye a que la rueda gire y se formen nuevos músicos, por eso debemos ser agradecidos y devolver lo que sabemos. La facilidad de grabar a otras bandas en el estudio me permite aprender, ayudarles a darse a conocer y crear un producto de calidad.

-¿Qué consejo le darías a alguien que quisiera comenzar en la música?

-Mi consejo es contar con talento, trabajo y valentía, para hacer como yo y dejar la carrera por la música.