Resulta cuando menos sorprendente que al PP de Llanera le moleste que se lleven a cabo sextaferias

El portavoz popular está participando en una iniciativa de este tipo recuperar las instalaciones del campamento que la parroquia de Lugo

Publicado el 03/10/2015

Resulta cuando menos sorprendente que al PP de Llanera, por boca de su portavoz municipal, Silverio Argüelles, le moleste que se lleven a cabo sextaferias en el concejo, como la que se está desarrollando en dos sábados consecutivos para limpiar las márgenes del río Zalandrón a su paso por Posada, y liberarlo de maleza y otros deshechos.

Sorprendente porque se olvida de muchas cosas, se olvida de que es una forma tradicional de afrontar trabajos comunitarios en el medio rural, que si bien se había perdido en buena manera, no es menos cierto que se están viendo iniciativas en distintos concejos para su recuperación. Un ejemplo de ello son los vecinos de Tuernes que se reunieron para limpiar la fuente Valle, y la presencia del actual alcalde, Gerardo Sanz, no es nueva en este tipo de trabajos, toda vez que participó en la limpieza del entorno de la iglesia parroquial de San Cucufate, y el pintado y barnizado de los bancos de la zona exterior de la misma, cuando todavía no ejercía ningún tipo de cargo público.

Se olvida también el portavoz popular de que él mismo está participando en una iniciativa de este tipo, totalmente encomiable y digna de elogio, integrado en un grupo de amigos con el fin de recuperar las instalaciones del campamento que la parroquia de Lugo tiene en las vecinas tierras leonesas, y a los socialistas no se nos ocurriría nunca criticar esa iniciativa.

Por otro lado, y para tranquilidad del portavoz popular, no se pone a disposición de ningún vecino que quiera acudir a la limpieza del cauce fluvial, maquinaria que pueda resultar peligrosa, y cada uno acude con aquello que mejor le parece y con su propia maquinaria si así lo estima oportuno.

Una actividad que tiene también su componente de sensibilización medioambiental, de trasladar a los vecinos la necesidad de mantener el cuidado por el medio natural, algo a lo que suponemos que el PP de Llanera no se opone. Este mismo año, se han llevado a cabo iniciativas de este tipo en municipios como Morcín, Cabranes o Villaviciosa. Parafraseando una de las frases recurrentes del portavoz popular en su época de portavoz del equipo de gobierno: “no entendemos porque lo que sirve en otros concejos no puede servir para Llanera”.

Este tipo de trabajos comunitarios se ven también favorecidos, de forma indirecta, por la decisión del Gobierno de España, que recordamos preside el popular Mariano Rajoy, de trasladar a los ayuntamientos la responsabilidad de mantener limpios los cauces de los ríos a su paso por la zona urbana, a lo que se añade las labores de mantenimiento de las carreteras nacionales a su paso por las poblaciones, cargando más responsabilidades sobre las espaldas de los ayuntamientos mientras, por otro lado, les limita los recursos económicos.

Es posible que detrás de esa nota, casi diríamos que desesperada del portavoz popular, late la incomprensión hacia el hecho de que a pesar de tener ahora un cargo público de alta responsabilidad, el alcalde, Gerardo Sanz, no olvida sus orígenes y junto con un grupo de concejales de distintos grupos, sigue manteniendo, como antes, su implicación en la vida social del municipio, porque ahí es donde tienen que estar alcalde y concejales, al lado de sus vecinos como unos más.