Agustín Díaz: “En Llanera existen muchos paisajes por descubrir a pie”

“Me gustaría que por todo el concejo se creara una senda como la de Ables ,de un metro de ancho para que quepa una persona que va andando y hacerlo de forma lo más segura posible

Publicado el 10/10/2015
El tapin Agustín Díaz: “En Llanera existen muchos paisajes por descubrir a pie”

Agustín Díaz es vecino de Ablaneda tiene 40 años y lleva desde el  año 2012 andando todos los días una media de 20 kilómetros, “suelo salir solo a andar y voy a buen ritmo, nunca salgo con una ruta determinada sino que la pienso en la puerta de casa cuando salgo a caminar”, comentó.

Díaz comenzó a caminar por motivos de salud, ya que pesaba 130 kilos y tenía que operarse de una hernia inguinal, “comencé con la dieta y decidí salir a andar, porque no puedo correr  ya que tengo hernias discales en la espalda. Adelgacé 40 kilos en 11 meses, aunque con perder 17 me hubiera servido, ya que tras una revisión me dijeron que no merecía la pena operar porque era muy pequeña”, relató.

 El llanerense sale de su domicilio en Ablaneda entre las 8 y las 10 de la mañana siempre ataviado con una sudadera amarilla fosforita para que los vehículos le vean, “los ciclistas son muy respetuosos y sabes dejar espacio a los que vamos andando, pero los conductores de los coches, en especial la gente mayor, pasa rozándonos, más de una vez me tuve que tirar a los matorrales”, se quejó Díaz.

En un día suele quemar 1.400 calorías y ha recorrido andando prácticamente todo el concejo de Llanera y Las Regueras. “El recorrido que más me gusta es por los molinos de Cogollo en Las Regueras y hace algunos días subí al Santu Firme por primera vez y me gustó mucho. Otra de las rutas que realizo empieza en Brañes y pasa por el Asturcón”, apuntó.

El caminante se queja de lo sucias que están las cunetas y la falta de desbroce del concejo, “me gustaría que por todo el concejo se creara una senda como la de Ables, de un metro de ancho para que quepa una persona que va andando y hacerlo de forma lo más segura posible”, destacó. Díaz aseguró que le gustaría hacer el Camino de Santiago saliendo desde Oviedo, pero por el momento no ha encontrado a nadie con quien hacerlo con él, “hago una parte del Camino de Santiago desde Llampaya hasta Grado, en dos tramos el mismo día”. Lo único que lleva para andar es agua y el móvil siempre cargado.

“Para mí andar es como una adicción, el día que no puedo salir me falta algo y me pongo de mal humor. Le recomiendo a toda la gente que salga a andar no sólo por salud, sino también porque se conocen rincones muy bonitos del concejo”, destacó. El día que más anduvo fue cuando completó 38 kilómetros saliendo de Ablaneda y pasando por Cancienes y Arlos, “camine seis horas seguidas y lo único en lo que pensaba era en que tenía que volver”, comentó.

Su próxima idea es coger la bicicleta de montaña en el mes de octubre, “me gusta ir por la montaña por la tranquilidad, la falta de coches y de bicicletas. Además hay un ciclista con el que siempre me encuentro y no sé quien es, pero siempre me dice: “Agustín venga que ya te queda poco para llegar a Ablaneda”.