El Director General de Agroalimentación visita el Laboratorio Interprofesional Lechero y Agroalimentario de Asturias (LILA Asturias)

El laboratorio tiene como misión general llevar a cabo las actuaciones estratégicas necesarias para mejorar la calidad de la producción láctea de las explotaciones ganaderas de sus asociados.

Publicado el 11/11/2015
El tapin El Director General de Agroalimentación visita el Laboratorio Interprofesional Lechero y Agroalimentario de Asturias (LILA Asturias)

El Director General de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, visitó el laboratorio Interprofesional Lechero y Agroalimentario de Asturias ubicado en Llanera (L.I.L.A. Asturias), acompañado de José Antonio Millar gerente, José Ramón Álvarez secretario de la Junta Directiva de L.I.L.A. y Pablo Jalón responsable del Departamento Comercial.

El laboratorio tiene como misión general llevar a cabo las actuaciones estratégicas necesarias para mejorar la calidad de la producción láctea de las explotaciones ganaderas de sus asociados. Fue constituida en Oviedo, el 20 de abril de 1990, (comenzando a funcionar en la práctica el 14 de marzo de 1991), como organización profesional de naturaleza confederal, con la forma jurídica de entidad sin ánimo de lucro al amparo de la ley 19/1977 de 1 de Abril, y está participada al 50% por las empresas lácteas del Principado de Asturias (Asociación de industrias lácteas) y por los sindicatos agrarios UCA, COAG y ASAJA.

El objeto social es la defensa de los intereses profesionales de las entidades asociadas, y en particular la creación y gestión, en su más amplia acepción, de un laboratorio de análisis de leche destinado a determinar los componentes físico-químicos, así como las calidades bacteriológicas, presencia de sustancias extrañas y demás determinaciones que se puedan realizar para un más exacto conocimiento de la leche y su calidad. La Junta General está formada a partes iguales, por las empresas lácteas y por los ganaderos del Principado de Asturias. L.I.L.A. Asturias combina así los intereses de las miles de explotaciones agrarias y decenas de empresas lácteas radicadas en Asturias.

Su actividad tradicional es el análisis de leche de las explotaciones asturianas de vacuno, para el pago por calidad que reciben los ganaderos de las industrias lácteas, en función de la calidad de la leche producida en sus explotaciones. Con posterioridad, ésta actividad inicial, se ha ido ampliando para realizar también ensayos de muestras de Control Lechero, que sirven de base a los Programas de mejora genética de la cabaña de vacuno lechero de la región, con unas 55.000 cabezas controladas, en colaboración con ASCOL.

En 1994, el L.I.L.A. empezó a realizar tareas en el al área de la Microbiología. Si bien en un principio estuvo ligado a las Campañas de mejora de la calidad de la leche promovidas por la Administración autonómica del Principado de Asturias, hoy en día tiene también un laboratorio de ensayos microbiológicos de leche y alimentos en su más amplia acepción. Por último, L.I.L.A. Asturias dispone de los servicios de revisión y control de equipos de ordeño con el fin de mejorar la calidad higiénica de la producción de la leche en Asturias.

En colaboración permanente con el Gobierno del Principado y otros organismos, L.I.L.A. Asturias se convierte año a año, en un referente en la ganadería asturiana, ampliando además sus servicios paulatinamente a la realización de análisis físico-químicos y microbiológicos de la leche, de quesos, mantequillas, natas y todo tipo de productos lácteos, y también de otros alimentos, aguas potables, sidra y carne. Pero también se encarga de realizar los controles higiénico-sanitarios de ambientes y superficies, y diversas analíticas instrumentales punteras, que son posibles gracias a su completo y moderno equipamiento.

La actividad de L.I.L.A. Asturias, se concreta en el procesamiento de unas 3.000 muestras diarias, y comprende de forma esquemática los servicios de: Análisis de leche, cuyos resultados son la base para el cálculo de las cantidades que la industria lechera paga a los productores; Servicio de revisión y control de equipos de ordeño, con el fin de mejorar la calidad higiénica de la leche y el nivel de mamitis del rebaño y de la realización de antibiogramas para el diagnóstico de los gérmenes productores de la mamitis, así como para la determinación de los antibióticos a los que son sensibles dichos microorganismos; Asesoramiento a los ganaderos para mejorar la calidad higiénica y físico-química de la leche; Asesoramiento en general, sobre nutrición y manejo del rebaño; Servicios a la industria agroalimentaria asturiana, para garantizar en todos sus procesos, los conceptos de Seguridad alimentaria y Sanidad ambiental, realizando análisis de productos alimenticios y asesoría en la implantación de los sistemas de Análisis de Puntos de Peligro y Control Críticos (APPCC), así como tareas de D.D.D. y análisis de legionella, entre otros; Tareas de formación, diseñando y ejecutando actividades formativas, y poniendo a disposición de todas aquellas entidades que lo soliciten, sus instalaciones y los medios humanos necesarios para la celebración de cursos y charlas relacionadas con la mejora fisico-química y bacteriológica de la calidad de la leche y los productos agroalimentarios, en general.

Las instalaciones del L.I.L.A. están ubicadas en una nave industrial propia de 2 plantas y 1.000 m2 aproximadamente, sita en el Polígono industrial de Silvota, en Llanera, adquirida en el año 1.990 y sometida a varias remodelaciones y ampliaciones de su equipamiento y maquinaria de laboratorio.

Por último, y en resumen, reseñar que el control de la calidad de la leche cruda contempla los análisis de cinco parámetros relacionados con su composición: Grasa y proteína (composición físico-química); Contenido de gérmenes (calidad higiénico-sanitaria); Contenido de células somáticas (posible mamitis en los animales); Ausencia de residuos nocivos (inhibidores en leche) y Ausencia de agua añadida. El análisis de estos parámetros en la leche producida por cada ganadero está incorporado, afecta, al pago por calidad que realizan las industrias.