Gerardo Sanz :Llanera ya no está secuestrada por el chantaje y el miedo

Publicado el 05/06/2015
El tapin Gerardo Sanz :Llanera ya no está secuestrada por el chantaje y el miedo

Desde el pasado 24 de junio, Llanera ya no está secuestrada por el chantaje y el miedo que el PP de Avelino Sánchez extendió con sus prácticas caciquiles durante sus 20 años de gobierno. Una situación que el alcalde en funciones no es capaz de analizar correctamente, y por eso está dedicando sus últimos días de gobierno a lanzar golpes como un boxeador sonado.

El penúltimo, porque seguramente nos espera todavía alguno más en esta última semana de su mandato, tiene que ver, otra vez, con Aqualia y una pretendida resolución del contrato de explotación de la piscina de Lugo. Y no solo eso, sino que además pide una indemnización de casi cinco millones de euros.

Pues bien, el alcalde en lugar de optar por la defensa de los intereses de todos los vecinos, vuelve a erigirse en portavoz de la empresa, y volver a defender a cara descubierta lo que no es más que un saqueo de las arcas municipales, en una actitud de sospechosa connivencia con Aqualia.

Y en esto Avelino Sánchez es reincidente, porque hay que recordar que tuvo que ser la oposición municipal la que llevara el asunto a los tribunales y salvara los intereses de todos, frente a los de unos pocos, es decir, frente a los de la empresa y el alcalde.

La nueva estrategia, seguramente diseñada a dos bandas, cojea de una pata fundamental, y esa no es otra que el hecho de que si la empresa no alcanza el umbral de beneficio esperado, no se debe a que el ayuntamiento haya modificado las condiciones del contrato. Además, el reequilibrio económico al que alude la empresa, es un asunto que ya ha quedado suficientemente aclarado en cuatro sentencias judiciales, dos de ellas del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, todas contrarias a las peticiones de Aqualia.

La vuelta de Avelino Sánchez al ruedo mediático como portavoz de la empresa Aqualia, confirma, de nuevo, las sospechas que el PSOE siempre manifestó acerca de la extraña relación entre el alcalde y Aqualia. Una empresa que hay que recordar, llegó a Llanera en el 2007 de la mano de Avelino y que ahora parece que lo que pretende es irse con él.